• 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
Jueves, 18 Diciembre 2014 00:00

Víctimas no quieren venganza, exigen justicia

0
0
0
s2smodern

Una mano ofrece una rosa blanca a las victimas en símbolo de reparación y reconciliación.

mano-de-la-paz.jpg
Por: Victoria Sandino Palmera

Culminó el pasado 16 de diciembre la quinta y última visita de las víctimas del conflicto a La Habana, en un acontecimiento sin precedentes de proceso de paz alguno. Fueron 60 voces, con sus matices y tonos, que se dejaron escuchar en la Mesa de diálogos; con sus rostros multicolores de la Colombia diversa, pero todas y todos con un solo sentimiento: la paz con justicia social para nuestro país.

Al terminar su discurso de bienvenida, el comandante Iván Márquez anunció la entrega de una estatuilla con la figura de una mano ligeramente inclinada que ofrece una flor en símbolo de perdón y amor. (Leer comunicado) Al tiempo que leía un fragmento de un poema de José Martí, apóstol de Cuba; nosotros y nosotras, integrantes de la Delegación de paz de las FARC-EP, fuimos entregando a cada una de las víctimas el presente, quienes lo recibieron emocionadas.

Una a una, las víctimas fueron exponiendo sus dolorosas vivencias y esperanzas, pero eso sí, en una sola voz firme y clara, exigiendo los cambios estructurales del sistema, sin los cuales no es posible alcanzar la tan anhelada paz, estable y duradera.

quinta-delegacion-victimas.jpg

Pasaron por La Mesa de La Habana casos como el de Jaime Garzón, periodista, humorista y humanista como lo describió su hermana, asesinado por el paramilitarismo en connivencia con los militares. O el del profesor universitario Alfredo Corea de Andreis, asesinado con complicidad del DAS (Departamento Administrativo de Seguridad), quienes no respetaron su lema “bienvenido todos los conflictos, menos los que exterminan físicamente al adversario”.

Hicieron presencia igualmente familiares de los diputados de la Asamblea Departamental del Valle del Cauca, también una representante de la familia Turbay.

Pero no obstante a la falta de equilibrio en la escogencia de las víctimas del conflicto a participar en la Mesa de Conversaciones, se logró traspasar los obstáculos y pudimos escuchar narraciones escalofriantes y desgarradoras, como el del padre de uno de los masacrados en Mondoñedo, Bogotá, cuyo hijo fue de los asesinados por la fuerza pública y para que no los reconocieran fueron quemados con acido y completamente desfigurados. Historias de mujeres que padecen y sufren los efectos de esta guerra, como el caso de una campesina embarazada que fue capturada por una patrulla del ejército acusada de guerrillera, golpeada y maltratada, obligada a caminar por largas horas, lo que le produjo el aborto de su criatura de 5 meses, y no contentos con ello, el jefe de la patrulla que la trasladaba echó su feto a su perro para que “le sirviera de escarnio” a la prisionera.

Así pudimos escuchar la voz de una valiente jovencita que narró como si se tratara de un cuento de terror, de cómo la violencia le había arrebatado su infancia; pues contaba con escasos 5 años, cuando los paramilitares masacraron a su comunidad entre los que se encontraban varios familiares, y que al día siguiente cuando se asomó pudo constatar como “si hubiera pasado el más fuerte aguacero que deja charcos en las callejuelas, pero esta vez, no eran charcos de agua, eran de sangre” y horrorizada observó que los asesinos jugaban futbol con las cabezas de sus seres queridos.

Acudieron a las audiencias voces juveniles de hijos e hijas que padecieron el asesinato de sus padres, y crecieron con la estigmatización de ser hijos de luchadores sociales. Jóvenes valientes que reviven la memoria de sus progenitores con los relatos de sus acciones humanistas, de sus compromisos con la justicia. Ellas y ellos orgullosos de su linaje, enfrentan las amenazas por atreverse a contar sus historias, reivindicar el papel de sus seres queridos, aun más y comprometerse con la paz de Colombia.

Como lo expresaron las mismas víctimas, en sus corazones residen la dignidad de un pueblo, la voluntad y compromiso de trabajar por la paz, la necesidad de producir cambios en el sistema económico, político y social. Han exigido parar la explotación minera y energética indiscriminada a favor de las multinacionales, para que sea efectuada de manera responsable con el medio ambiente y para beneficio de las mayorías del país, de las comunidades que son poseedoras en sus territorios. Han Exigido una nueva institucionalidad para un país en paz.

Así comparecieron 58 víctimas  quienes representan solo una muestra del universo de víctimas del conflicto social y armado, que constituyen más de siete millones, por desaparición forzada, desplazamiento forzado, masacres y asesinatos selectivos, prisioneros y prisioneras políticas y de guerra, violencia sexual, entre tantas otras categorías. También asistieron dos militares afectados por el conflicto en medio del combate.

Y como en una repetición macabra del pasado, cuando exterminaron a un movimiento político -la Unión Patriótica- esta vez, el régimen se ensaña contra un nuevo movimiento político y social que aún no ha terminado de nacer como lo es Marcha Patriótica: Este movimiento ya lleva más de 60 de sus integrantes asesinados y más de 200 en las cárceles. Tampoco fueron tomadas en cuenta las víctimas del conflicto social y económico en estas audiencias, pero se filtraron sus voces en medio de las narraciones de las historias de vida de las y los presentes.

Desde las FARC-EP, asumimos las responsabilidades y errores, incluso los daños y afectaciones que hayamos podido causar de manera involuntaria, más no premeditada ni sistemática. Las narraciones de las víctimas, sus testimonios, tienen resonancia en nuestros corazones y nos compromete a no cejar en este empeño de alcanzar la paz con Justicia Social, estable y duradera.

Todas las víctimas anidan en sus corazones la fuerza para abrazar ese sueño de la paz, la esperanza de la Justicia Social. Conmovidas extendieron sus manos para recibir la estatuilla de una mano ligeramente inclinada ofreciendo una flor como símbolo de reparación y reconciliación.


Todas las ruedas de prensa de las víctimas del conflicto en La Habana, Cuba:


URL corto: http://goo.gl/wE5vmz

0
0
0
s2smodern

Boletín de noticias

Email:

Blogs