• 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
Miércoles, 24 Febrero 2016 00:00

Plan Colombia: 15 años de terror

Escrito por
0
0
0
s2smodern

Hace 15 años se puso en marcha el Plan Colombia, durante las administraciones del ex presidente colombiano Andrés Pastrana Arango, y el ex presidente estadounidense Bill Clinton, con el supuesto objetivo de ayudar a Colombia en el fortalecimiento de la economía y el  restablecimiento del orden social de los colombianos; ante todo, acabar el narcotráfico y adelantar una política antidrogas que permitiera a ambos países prevenir la comercialización y el flujo de drogas ilegales especialmente hacia los Estados Unidos.

Realmente el Plan Colombia, no fue diseñado con los fines presentados a la opinión pública, sino que su único  objetivo era frenar el avance del movimiento popular y de las guerrillas, especialmente las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia FARC-EP, que habían alcanzado un desarrollo considerable y adelantaba una ofensiva militar en todo el país; lo que llevó al gobierno de los Estados Unidos ha direccionar una estrategia militar mediante un plan contra insurgente para golpear a las FARC-EP, aterrorizar el pueblo colombiano y levantar los ánimos de las Fuerzas Armadas que se encontraban a la defensiva.

Es en el marco de esa estrategia que se desarrollan los diálogos del Caguán; utilizados por el gobierno de Pastrana para apaciguar la ofensiva militar de la guerrilla y engañar al pueblo con una falsa idea de buscar la paz,  mientras culminaba el proceso de reingeniería de las Fuerzas Militares que incluían en el paquete de formación: innovación de la inteligencia de combate, acceso a la tecnología de punta,  armamento moderno, entre esos aviones bombarderos y la propagación por la geografía nacional de los grupos paramilitares.

Es así, que con el apoyo directo de los Estados Unidos, Gran Bretaña e Israel,  Colombia se ve envuelta durante estos 15 años en una embestida militar que abarcó todo el territorio nacional, bajo un modelo contrainsurgente dirigido no solo contra la insurgencia armada, sino también contra el conjunto de las fuerzas y sectores sociales que luchan por cambios democráticos y que se extendió a los países de la región.

Este modelo implementado  y puesto en marcha por los tres últimos presidentes, especialmente en los dos periodos de Álvaro Uribe Vélez, constituye una de las épocas más dolorosas de nuestra historia reciente.

El balance del Plan Colombia arroja la muerte de miles de colombianos y colombianas; más de 6 millones desplazados a quienes les arrebataron siete millones de hectáreas de tierra; miles de familias destrozadas por terror estatal y para estatal, el asesinato de más de 5.000 jóvenes para ser presentados como integrantes de la guerrilla dados de baja en combate; a lo que debe agregarse la muerte de militares, policías y guerrilleros. Un saldo de dolor y muerte que no merece ser celebrado.

Se anuncia ahora por parte del Gobierno estadounidense, una nueva etapa del “Plan Colombia” denominada “Plan Colombia para la Paz”; motivado en los avances de los diálogos de La Habana. La firma de un acuerdo que ponga fin al conflicto armado en nuestro país, debe basarse en la recuperación de nuestra soberanía, como parte  del principio de no intervención en los asuntos internos de los pueblos; en la ampliación de la democracia, la justicia social, el respeto a la  vida y la protesta social, entre otros principios fundamentales para poder cimentar una paz estable y duradera.

En ese objetivo debemos juntarnos todos los colombianos. 
¡Hagamos conejo a la guerra!
0
0
0
s2smodern
Milena Reyes

Integrante de la Delegación de Paz de las FARC-EP
En tuiter: @FARC_MilenaR

Boletín de noticias

Email:

Blogs