• 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
Lunes, 25 Enero 2016 00:00

Mensajes contradictorios

Escrito por
0
0
0
s2smodern
Con mensajes contradictorios transcurrió este primer mes del año de la paz. Estas señales encontradas permiten pensar en sectores dedicados a tejer en La Habana y destejer en Colombia, cual Penélope en la Odisea.
 
Asociar el objetivo de paz con las profundización del neoliberalismo, no solo es un gran desacierto y sino que nada tiene que ver con el desarrollo de las conversaciones en La Habana.
 
Pareciera que existe un empeño en que no se vaya a pensar que el gobierno de Juan Manuel Santos vela por los intereses de la ciudadanía en general. ¿Es una política dirigida a dejar claros los intereses económicos y políticos de la paz para las élites?, ¿emergen los temores y la vergüenza porque de pronto se vaya a decir que se privilegia a las mayorías? Por qué y para qué esas prácticas contradictorias. No se nota ningún propósito de lograr apoyo al proceso de diálogo.
 
La Mesa de Conversaciones proyecta optimismo, con sus avances y perspectivas. Paso concreto y aterrizado fue la creación de un mecanismo tripartito, gobierno, FARC-EP y componente internacional, de monitoreo y verificación del acuerdo sobre el cese al fuego y de hostilidades bilateral y definitivo y la dejación de las armas.
 
Ya se avanza en lo necesario para que el componente internacional, misión de la ONU integrada por países de la CELAC, definan los alistamientos que permitan coincidir los tiempos de inicio de su funcionamiento con la firma del Acuerdo Final. La misión solicitada es de carácter político, con observadores no armados y por 12 meses, prorrogables a petición de La Mesa de Conversaciones.
 
Además se reorganizó la forma de trabajar, con el objetivo de optimizar los tiempos y las capacidades. Se crea la Comisión Ejecutiva que asume de manera planificada la conducción de los debates de las diferentes comisiones encaminado al esfuerzo de construir el Acuerdo Final en el menor tiempo posible.
Plena sintonía de las partes para afrontar lo que algunos llaman la recta final de los diálogos y así iniciar la construcción de la anhelada paz.
 
Sin embargo en el actuar por separado no se encuentra esa coincidencia.
 
El aporte fundamental que significa el cese unilateral de fuegos de la insurgencia fariana a propiciar el clima de paz, sigue vigente y es reconocido por Raymundo y todo el mundo.
 
Igual se reconoce en positivo, la decisión de suspensión de bombardeos por parte del Gobierno Nacional, no se puede decir lo mismo de medidas adoptadas en contra de los intereses de las mayorías como el miserable incremento del salario mínimo y los avances hacia una reforma tributaria, más impuestos como siempre recargados sobre las espaldas de Juan Pueblo que sobrevive en difíciles condiciones, además la venta de ISAGEN, clara entrega de la soberanía a las transnacionales, sin mencionar los vicios que indican corrupción.
 
Golpear los intereses de quienes están encargados de la refrendación del Acuerdo Final y son necesarios para rodear el proceso y así protegerlo, no es la mejor táctica, tiene rasgos de sadomasoquismo.
 
Por lo pronto el pueblo y sus organizaciones, responden a la profundización del neoliberalismo depredador con marchas y protestas en jornadas de calentamiento hacia el paro nacional. Y así debe ser, pues no se puede permitir que a nombre de la paz o escudándose en ella se continúe con el deterioro de las condiciones de vida y con la entrega de la soberanía, tampoco ampliar el ya inmenso abismo de la inequidad.
Nota:
Otra crisis global del sistema capitalista? O es la misma? Hasta cuándo?
 
Enero 25 de 2016
URL corta:

 

0
0
0
s2smodern
Marcoleón Calarcá

Columnista del Lunes
Integrante del Estado Mayor Central de las FARC-EP e Integrante de la Delegación de Paz de las FARC-EP

Boletín de noticias

Email:

Blogs