• 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
Gabriel Ángel

Gabriel Ángel

Guerrillero Fariano, escritor revolucionario.

Como siempre en verano, las noches en La Habana nos asaltan sin remedio. Los horarios del crepúsculo en Colombia varían a lo sumo media hora entre los meses, mientras que aquí de repente descubrimos que son las ocho cuando creíamos que eran apenas un poco más de las seis. Esas casi dos horas de descuadre nos hacen equivocar con frecuencia. Los días se alargan mientras las noches se acortan, más cuando quisiéramos que algunas de estas no terminaran nunca.

Read in English

La Delegación de Paz de las FARC-EP en pleno, junto con Timoshenko a la cabeza, colocarán una ofrenda floral en el monumento. Queríamos que todo el mundo lo supiera.


Read in English


Jamás pudo sacarse de la cabeza el llanto de hombres apaleados salvajemente por la guardia en las prisiones, quizás la muestra más evidente de la injusticia y la indolencia que dominan a Colombia.

De los temas en discusión en la Mesa de La Habana, pese a que el gobierno nacional, la derecha ultramontana y los grandes medios no lo resaltan, el más importante por su contenido y trascendencia es el relacionado con el paramilitarismo y las garantías de seguridad.

 

Muchas veces sentimos que estamos estrellándonos contra las paredes. Aquellos por quienes luchamos están con demasiada frecuencia del otro lado.

Por Gabriel Ángel

Las marchas contra la paz pueden estar integradas por personas de sólida posición económica, pero también por gentes humildes y desposeídas que asisten a ellas por diversas razones.

En lo fundamental, las tropas del Ejército o la Policía que golpean manifestantes con furia o disparan contra ellos o las guerrillas, provienen de los estratos más desfavorecidos.

Sucede también con los miembros de los grupos paramilitares que asesinan y descuartizan compatriotas, sin entender que trabajan en beneficio de grandes propietarios de tierras.

Hará unas dos décadas largas que comenzamos a oír voces representativas de los Estados Unidos afirmando, que ante el apoyo general a la figura y la obra de Fidel Castro por parte del pueblo cubano, el único remedio que quedaba para poder cambiar las cosas en la isla rebelde, era esperar su muerte natural, por causa de la vejez o la enfermedad. Había resultado imposible asesinarlo, derrocarlo y mucho más aun, desprestigiarlo ante los suyos.

Martes, 08 Marzo 2016 00:00

Mujeres, benditas y eternas mujeres

El niño permaneció todo el tiempo a un lado de su madre, que volvía la cabeza hacia él con frecuencia para explicarle detalles de lo que contemplaban. Era una noche de semana santa, y asistían a la procesión de la Virgen de la Macarena.Una multitud se arremolinaba a la salida de la iglesia y aplaudía y vitoreaba a la imagen de la Virgen. De un altavoz brotaba el discurso emocionado de un cura que exaltaba el sufrimiento de la madre de Cristo. Un rato después, desde la acera de la carrera séptima, el niño preguntaría a su madre por el sentido de esos hombres de gorros cónicos y morados que les cubrían el rostro, y que con el torso descubierto se golpeaban la espalda con fuetes. Son flagelantes, dijo ella, pagan promesa a la Virgen. El niño asintió, pero pensó que todo aquello no era más que un espectáculo absurdo, una cosa de locos. Su madre, por el contrario, seguía el desfile con notoria devoción y cada vez más conmovida. Lo más probable es que la moviera a obrar así su fe, algo contra lo que comenzaba a rebelarse su hijo. Ese no iba a ser su Dios cuando creciera, por muy santas que fueran la Virgen y su madre.

Viernes, 04 Marzo 2016 00:00

Elogio de los que llama Santos mamertos

Alguna vez leí en un texto acerca del origen del término mamerto, que las clases dominantes endilgaron a los comunistas colombianos. Creo que tenía relación con los nombres propios de los máximos dirigentes del partido en un determinado momento, que terminaban todos en las sílabas erto. Y luego con un personaje de un programa humorístico de la radio, La escuelita de doña Rita, que gozaba de gran audiencia hace muchísimos años.

 

Es la triste realidad de las promesas de Juan Manuel Santos. Más todavía, es la triste realidad de leyes expedidas por el Congreso de la República para jamás ser cumplidas.

En Colombia ocurren cosas increíbles. El interesado escándalo por la presencia de guerrilleros armados en Conejo, hizo pasar a la sombra la verdadera noticia, la aterradora matanza de más de un centenar de prisioneros y visitas en la Cárcel Nacional Modelo de la capital de la República.Uno casi se atreve a pensar, que la alharaca por lo de Conejo tuvo como único propósito acallar el impacto de ese sí un hecho verdaderamente atroz.

Página 1 de 12

Boletín de noticias

Email:

Blogs