• 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
Gabriel Ángel

Gabriel Ángel

Guerrillero Fariano, escritor revolucionario.

Miércoles, 22 Diciembre 2010 18:07

El dolor por los niños bombardeados

«Historias de niños, sí. De niños guerrilleros, sí. De herederos de este mar de violencia al que el Estado colombiano condenó a sus padres y a ellos mismos».

Por Gabriel Ángel

El delicado asunto de los niños en la guerrilla se ha convertido en el caballito de batalla de la inteligencia militar y el régimen criminal que azotan a Colombia. Presidente, ministros y generales, apoyados fielmente por los repetidamente premiados periodistas estrella de los grandes medios de comunicación, parecen vivir a la caza de la mínima ocasión para abordar el tema y proclamar a los cuatro vientos la incalificable maldad de las FARC, que no cesa en su inhumana práctica de reclutar a la fuerza menores de edad para sus filas.

Jueves, 23 Julio 2009 17:39

El derrumbe de Uribe (II)

Por Gabriel Ángel

Las FARC-EP somos  y simbolizamos algo más que ese grupúsculo despreciable que miran en nosotros Salud Hernández o Claudia López.  En realidad, y con el perdón de tan augustas representantes de la libertad de pensamiento y prensa vigentes en nuestro país, somos mucho más que eso. Otra cosa que los compromisos con los conglomerados económicos de los que derivan la subsistencia, les impidan a ellas y a otros muchos consagrados servidores pagos del gran capital, apreciar de manera objetiva y responsable el acontecer de nuestro país y el mundo circundante. Gente así jamás podrá entender que hay una Colombia distinta a la que paga las suscripciones de sus importantes medios de prensa.

Sábado, 18 Julio 2009 21:37

El derrumbe de Uribe (I)

 Por Gabriel Ángel

Álvaro Uribe Vélez tuvo un sueño alguna vez. Juraba que llegado él a la Presidencia de la República, rodeado de un equipo de técnicos interesados de manera exclusiva en el desarrollo y el bienestar de la patria, desprendido de compromisos políticos  clientelistas,  acompañado por el cerrado apoyo de inmensas multitudes,  apuntalado por el poderío militar de las fuerzas armadas, contando con la colaboración eficaz de la aplastante mayoría parlamentaria e inspirado por los más altos valores éticos, lo tenía todo en las manos para construir un país maravilloso. Era  el 7 de agosto de 2002 y confiaba ciegamente en lograrlo.

Lunes, 20 Diciembre 2010 21:05

El conflicto colombiano y la paz continental

«Un acuerdo de paz democrática en Colombia se encargaría de cerrar al paso a las aspiraciones del militarismo fascista local y sellaría por tanto la paz para el continente.»

Por Gabriel Ángel

La Serranía de Jojoy continúa siendo objeto de las operaciones militares de las fuerzas armadas colombianas contra el Bloque Oriental de las FARC. Las patrullas del Ejército insisten en penetrar la arriscada topografía selvática, al tiempo que la Policía Nacional aporta su cuota de inteligencia por medio de las aeronaves puestas a su disposición por el Pentágono. Con frecuencia arriban los aviones bombarderos y cazas de la Fuerza Aérea a descargar sus bombas y metralla. Para no hablar de los helicópteros de transporte y combate. Para nada.

«La lucha guerrillera en nuestro país, es mucho más que la satánica actividad criminal que describen el régimen y la gran prensa reaccionaria.»

Por Gabriel Ángel

Entre la maraña de infamias y calumnias echadas a rodar por el poder y sus medios contra las FARC-EP, se niegan a sucumbir verdades inquebrantables. La lucha armada de los revolucionarios colombianos, expresa la única oposición política real, a los planes de dominación y exterminio que desarrollan el imperialismo y la oligarquía en este país. Todas las demás formas de expresión contestataria fueron aniquiladas, silenciadas o cooptadas por el régimen. La guerra sucia, el paramilitarismo y la Fiscalía se encargaron de ello. En hipócritas gestos humanitarios, el Estado colombiano ofrece ayuda económica para salir del país a los dirigentes sindicales o populares amenazados. Y brinda asistencia temporal a la base social desplazada por la fuerza de su lugar de origen. Una manera elegante de legitimar la violencia contra ellos, mientras se lava con pulcritud las manos.

«El Presidente anunció que expropiará las tierras a los campesinos pobres. El principal obstáculo para la realización de sus propósitos son las FARC-EP»

Por Gabriel Ángel

Se ha hecho tradición que un número importante de estudiosos del tema se refiera a la implementación paulatina en nuestro país de una verdadera contrarreforma agraria. Su aserto se funda en el concienzudo análisis de las crecientes cifras sobre concentración de la propiedad rural. Según éstas es claro que con el desbordamiento del fenómeno paramilitar y el consiguiente desplazamiento masivo de centenares de miles de colonos, poseedores y dueños de pequeños y medianos predios en diversas zonas del país, se aumentó en forma escandalosa el monopolio de la tierra por parte de un grupo cada vez más reducido de propietarios agrícolas, a los cuales se ha identificado en diversas oportunidades con actividades de narcotráfico.

 «El 9 de abril de 1948, a la una y diez minutos de la tarde, fue asesinado Jorge Eliécer Gaitán Ayala, el caudillo, sin duda alguna el dirigente político más importante del siglo veinte en Colombia.» 

Por Gabriel Ángel

Colombia es un país de frustraciones, por eso no tiene nada de extraño que quien mejor supo interpretar los anhelos de cambio y de justicia social arraigados en su pueblo, desapareciera de manera súbita cuando todo indicaba que sería el próximo Presidente de la República.

«Al Caguán no sólo se viene a asistir a las audiencias. La gente viene sobre todo a hablar con las FARC-EP. A continuación un breve retrato de algunas de ellas.»

Por Gabriel Ángel                                                                                          

Cuando le correspondió el turno de hablar para presentarse y exponer sobre el trabajo social que adelanta con la juventud de Medellín, el médico que había llegado con los de la tercería civilista quiso exponer sobre su proyecto de educación contra la agresividad. Para hacerlo intentó referir acerca de la calidad humana de los muchachos de los barrios populares a quienes la vida había conducido por sendas turbulentas. Entonces se le hizo un nudo en la garganta que le impidió seguir. Sus manos se apretaron contra su rostro y comenzó a llorar. El silencio que se apoderó de los presentes fue total. En este país hay tanta gente buena para salvar que sacar del fango a alguien resulta estimulante. Como deprimente resulta pensar que hay miles, cientos de miles, quizás millones que no podrán ser rescatados si algo no cambia profundamente en esta patria que conmueve y duele intensamente.

Domingo, 20 Enero 2002 02:17

Soberanía, Democracia y Terrorismo

«De cómo la negación de las dos primeras deviene en la tercera.»

Por Gabriel Ángel

Tradicionalmente la palabra soberanía hace relación a la autoridad suprema, es decir a la capacidad para imponer decisiones sin sujetarse a la voluntad de ningún otro poder. Es un término político, referido fundamentalmente al poder del Estado. Así, un Estado es soberano cuando dentro de sus fronteras y en relación con el pueblo que lo compone, adopta libremente sus propias decisiones. Durante la guerra de independencia librada por los patriotas americanos contra España, los pueblos liderados por Simón Bolívar reclamaban el derecho a constituirse como Estados independientes de La Corona y a determinar su futuro por sí mismos. Es decir que luchaban por su soberanía. De igual manera lucharon por su soberanía los pueblos africanos y asiáticos que libraron largas guerras de independencia contra las potencias colonialistas europeas. Es conocido por todos que a lo largo de la historia diferentes naciones y países han librado guerras encarnizadas por defender su soberanía ante el intento de otros por arrebatársela. En este sentido consideramos válida la asimilación de las nociones de soberanía e independencia.

Martes, 04 Septiembre 2001 02:04

La tranquila vía de la neutralidad

«O de cómo se aprende a convivir con los genocidas a cambio de la comodidad  personal.»

Por Gabriel Ángel

Hay argumentos que pese a su falsedad son esgrimidos tan frecuentemente que parecen invulnerables, frases de cajón que se repiten cien veces y pasan a ser consideradas como irrefutables. Infundios que tienen la virtud de ahorrar el análisis, de economizar pensamientos, de suministrar un atajo lógico a salvo de complicaciones. Crearlos y echarlos a rodar por el mundo son tareas de los asesores de imagen de los gobiernos de turno, de los servicios de inteligencia de la fuerza pública, de los oportunistas y de los grandes medios de comunicación. Cada vez que logran hacer parir un engendro de estos, se frotan las manos con regocijo. Saben que cientos, miles y quizás millones de personas lo tomarán para sí y contribuirán a reforzarlo.

Boletín de noticias

Email:

Blogs