• 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
Miércoles, 30 Diciembre 2015 00:00

La solución política y los cambios en Colombia

Escrito por
0
0
0
s2smodern
Él no puede creer que haya que dejar las armas para meterse a la política abierta. Sin que cambie nada, en el mismo país de oligarquías y terratenientes asesinos.

Por Gabriel Ángel

Cada día estoy más convencido de que la solución es política, de que el camino más correcto y además el único posible es el diálogo, me decía el comandante Adán Izquierdo a finales de los años ochenta en algún lugar de la Sierra Nevada de Santa Marta. Yo lo escuchaba con sorpresa, incluso con algo de incredulidad. Él tenía muchos años de experiencia en la lucha, era un comunista y un revolucionario probado, me costaba mucho trabajo siquiera considerar que un hombre así pudiera equivocarse en sus apreciaciones. También escuchaba hablar con entusiasmo semejante al Camarada Jacobo Arenas. Casi todos los días aparecía en las pantallas del televisor, a la hora de los noticieros, hablando de la paz y del camino de las conversaciones, de la salida civilizada. Eran gente muy sabia, que tenían que saber por qué se expresaban así.

Pero a mí me costaba trabajo creerles. Por primera vez en la vida mi fe en ellos titubeaba. Si yo venía de afuera, de trabajar en política abierta y legal. Si yo venía de la Unión Patriótica, el movimiento político nacido de las conversaciones de paz con el Presidente Belisario Betancur. Si nos estaban dando físico plomo a todos, congresistas, diputados, concejales, alcaldes, dirigentes y militantes rasos caían a diario en los más distintos rincones del país. En esa época todavía salían por los noticieros ese tipo de noticias, mejor dicho, ser asesinado por motivos de persecución política todavía era noticia en Colombia. En la calle, en un parque, en la heladería de una esquina, en la mesa de un restaurante, hasta en su propia alcoba se despedían de la vida los miembros de la UP, por cuenta de los sicarios que todo el mundo, menos los comandantes y tropas, veía entrar y salir de los batallones y cuarteles de policía a la luz del día.

Intentar en Colombia el camino de la política legal era prácticamente un suicidio. La gente solía decir, y a uno se lo decían en la cara con la mayor naturalidad, que había que pertenecer a uno de los dos partidos, el liberal o el conservador, porque eran los únicos que podían llegar al poder, mejor dicho, los que estaban en el poder. Eso de apostarle a terceros partidos o a movimientos raros era una ingenuidad, había que estar era con los que mandaban, eso no podía cambiarse, ejemplos de fracasados en ese empeño sobraban. En este país mataban al que no fuera liberal o conservador, eso había que aprenderlo rápido y obrar en consecuencia. Era la norma, la costumbre, la verdad que todos sabían, entendían y aceptaban. Claro, menos ustedes, los que se ponen a eso, como si no tuvieran familia, papá, mamá, mujer o hijos por los que ver. Era mejor dedicarse a ellos y olvidarse de esos arranques inútiles. Así nos lo decían.

Así que oírle a mi comandante en las FARC, al hombre que quizás más admiraba en ese momento en el mundo, que el camino no era el de la guerra sino el de la solución pacífica y dialogada, tenía por qué despertarme escepticismo. Volver afuera, regresar a las calles y plazas con el propósito de hacer política, sin que nada hubiera cambiado en ese país intolerante y brutal, no me parecía lo más correcto, no dejaba de antojárseme como una apuesta irresponsable.

Han transcurrido más de veinticinco años desde entonces, mi cabeza se ha llenado de canas y ya no soy el muchacho enérgico y audaz de aquellos días. Vi llegar tras una larga década de intensa guerra los diálogos del Caguán, presencié su hundimiento final y todavía no sé por qué la vida me ha premiado con su regalo tras más de trece años hundido en lo más profundo de la confrontación. Me encuentro conversando con unos guerrilleros que pueden tener la misma edad que yo tenía cuando oía con extrañeza a mi comandante. Uno de ellos me mira con incredulidad cuando le digo que la solución es política, que no va a llegar por el camino de las armas, al menos no por ahora. Él no puede creer que haya que dejar las armas para meterse a la política abierta. Sin que cambie nada, en el mismo país de oligarquías y terratenientes asesinos, con los mismos militares y policías que ordenaron y ejecutaron los falsos positivos, con los mismos políticos que crearon y se lucraron del monstruo del paramilitarismo. Él no acaba de entenderlo. Si llegó a las FARC huyendo de las terribles masacres en el Catatumbo. Si por eso no ha habido siquiera un culpable, si siguen mandando los mismos que lo planearon.

Ahora soy yo, sin la autoridad ni el prestigio que tenía Adán Izquierdo un cuarto de siglo atrás, el que intenta convencerlo de que la solución es política, de que el mejor camino es alcanzar un acuerdo satisfactorio con el gobierno en La Habana. Debo confesar que me veo apurado para convencerlo. Quizás porque hasta a mí mismo me cuesta un enorme trabajo creerlo. Eso de que Santos y los de su clase van a permitirnos vincularnos a la vida política del país, con garantías plenas, para que ejercitemos el trabajo de organización y movilización popular, y a protegernos para que no nos asesinen, no resulta fácil de creer ni siquiera para mí mismo. Así que convencer a otros, mucho más jóvenes y dispuestos a lo que la vida les exija, de que lo más justo y conveniente es firmar la paz no resulta una tarea sencilla.

No puedo decirles que tras el Acuerdo Final de La Habana las cosas en Colombia serán completamente distintas. Porque del Presidente para abajo, todos los altos funcionarios y los generales de la República están declarando a diario en los medios que nada va a cambiar en nuestro país porque la guerrilla lo esté exigiendo en la Mesa de Diálogos. Ni el modelo económico, ni la política social del Estado, ni la doctrina militar, ni las fuerzas armadas, ni ninguna de las instituciones vigentes van a ser modificados. Lo que se pacte en La Habana de todas maneras tendría que ser ejecutado por el Estado colombiano, sin acuerdos de paz o con ellos. De hecho ya hay en curso unas reformas y leyes que incluso superan las expectativas de la mesa de conversaciones, dicen los de arriba todo el tiempo.

Las cosas en realidad no tiene por qué cambiarlas un gobierno o un régimen como este. Las cosas solo podrán cambiarse con un amplísimo movimiento popular movilizado por las transformaciones que reclama. Lo que tenemos que hacer es crear, construir, edificar junto con otras fuerzas progresistas o revolucionarias, ese movimiento capaz de estremecer a fondo los cimientos oligárquicos en los que se asienta Colombia. Esa en realidad ha sido siempre nuestra meta. Hemos intentado alcanzarla con las armas en la mano por más de medio siglo. Y no lo hemos conseguido. Por muchas razones. Aspiramos a generar las condiciones que nos posibiliten en la realidad trabajar en esa dirección, sin que nos maten o encarcelen por ello. De todos los compromisos y promesas que pueda firmar el gobierno para poner fin al conflicto armado, nos interesa en lo fundamental ese. El resto tendrá que conquistarlos el pueblo con sus luchas. Y nuestra aspiración es conducirlo a ellas. Lo demás vendrá por añadidura, así es, mi hermano.

Montañas de Colombia, 28 de diciembre de 2015.


URL Corto: http://goo.gl/GyPsW7

0
0
0
s2smodern
Gabriel Ángel

Guerrillero Fariano, escritor revolucionario.

Artículos relacionados

En video

entrevistasmarquetaliacomunicadoEstado Mayor CentralAniversario de las FARCEPcrisis diálogoscomunicado EMCseguridad informaticaPoemas+Alfonso+héroesguerrillerasmujeressocialismorevolucionColombiaeducacionFARCguerraINFILTRACIÓN EN PEINDAMÓMovimiento Bolivariano por la Nueva ColombiaJesús SantricUribeURIBE VÉLEZBolívar y ManuelReflexiones en torno a la combinación de las formas de luchaIntercambioCese el FuegoManuel Marulanda VelezResistenciaComision INternacionalinternacionalmontajes policialesinstalación diálogososlonoruegafacebookbloqueo webcensura políticaApoyo diálogoscomunicados conjuntosfin de clicodiálogos de pazpublic declaration OsloOur dreampeace with social justicepaises garantesreflexionesanálisisinicio diálogosAgenda de la habanaacuerdo generalterrorismo de estadoindigenismojusticia socialpropuestas farcepdemocratización propiedadreconocimiento politicoderechos del campesinocomunidades indígenasafrodescendientesvictimas del desplazamientocapital transnacionalReforma del EstadoAsamblea Nacional ConstituyentePreguntas de la prensaRicardo TéllezPablo Catatumboconflicto colombianodesinformaciónreelección de Santoscensura mediáticaespeculaciónJesús SantrichZRCcierre noveno ciclorueda de prensacomunicado delegación de pazForo ecuménicoMárco León CalarcáDelegación de paz FARCEPhistoriatregua bilateralestadísticasDaneTLCDesigualdad socialbalance de la mesaCaprílesSantostiempos del gobiernoTrans Pacific Partnership,NATOParticipación políticafalsos positivosmanipulación mediáticacalendario electoralforo participación políticaUniversidad NacionalPueblos indígenasmiedo al debáteNoticias delegación de paz farcepholandesesdelegaciones políticasChe GuevaraAntonio MaceoCubacampesinosnueva ruralidaddescampesinizaciónsolución políticaNueva Colombiaorigen del conflictoRevista Semanatratado de pazONUMesa de ConversacionespropuestasgarantesComisiones de PazForo denominado Política de Desarrollo Agrario Integralparticipación ciudadanacalumniasFlavio Bolsonaro10 propuestas mínimaspropuestas segundo punto agendaETTORE BALESTREROcatolicismoNuncio Apostólicoprotestas CatatumboSimón Trinidadsegundo punto agendaMovilización socialcontituyentedemocracia realPrimer Informe Conjuntoforos de participaciónconclusión primer puntoinforme conjuntogarantias políticasrepresión estatalconstituyenteconsensorecesocrónicasIván Márquezpacifismoformas de luchasudáfricacatatumboinvitación al diálogoaplazamiento electoralELNunidadinsurgencia colombianacese bilateralfuerzas militares y policiasreconciliaciónPaz en colombiaaclaracionesprotesta socialdeclaracionesmujeres farianasCumbreUniddad InsurgenteGry LarsenVicecanciller de NoruegaEmbajador de NoruegaEvo Moralesconstituyente 1991Asamblea constituyentemecanismos de participacióndescentralizaciónadecuación de las Fuerzas Militarescasa verdejusticiaMinistro CarrilloEleccion PopularReforma PolíticaReforma Democráticacultura farcepsoberanía políticaorganizaciónrefrendacióndelegacionesoposición políticaclientelismosfin de cicloparicipación políticaonce propuestasvallapachito santospaz sin impunidadcocoitapacho santosproceso de pazjuan Manuel Santosprisionero de guerracanjerepresiónterrorismo estatalrepresion brutalesmadbloqueo cubanoLa HabanaCartascorrupciónCIAApoyocuartel moncadaconmemoracióninternacionalismoFidel CastroDaniel CorornellMaduroRaul Reyescorreos electrónicosNuevos llanerosfirmas de abogadosUAFstransnacionalespropiedad de la tierraHumberto de la Callediez propuestas minimasderechoa a ser gobiernofinanciación estatalConsejo Nacional Electoraldoctrina militargenocidio UPmarco juridicoÁlvaro LeyvaAcuerdos Habanaprocesos de pazcapitalismorevolución cubanavíctimasperdónorganizaciones guerrillerasacuerdo finaldemocratización realGarantías plenas de seguridadguerrilleras en rebeliónDelegación guerrilleraprensaentretenimientofútbolsanta femillonariosculturaverdad historticaverdad históricaresponsabilidad históricaderechos humanoslatifundistasmedios de comunicaciónmemoriajusticia transicionalconflicto en colombiacorte constitucionalsolución consertadainformaciónpropiedad medios de comunicaciónespectro radioelectricomedios alternativosLGTBIinsurgencialuchas históricasasesinatos lideresrepresión internacionalpartido comunista de mexicoPCMsolidaridadpropuestas minimasterritoriosordenamiento territorialCámara TerritorialGeneral Mantillaejército de Bolívardifamacionespropagandaguerra mediáticaJacobo Arenasacuerdos de pazKevin Scottacuerdosasesores políticoscausas del conflictofalsas informacionescumpleañosTimoleón JiménezFARCEPnoticiasparo nacionalFederación Nacional de CafeterospetróleoEcopetrolmineros artesanalesestudiantesdignidad nacionalcrisis agropecuariaurbanoconsejos urbanosfondo de conpensaciónMarcela Gonzálesdeuda públicaparalisisdecretos gobiernoreferendoacción militarley referendofirma de acuerdomaniobrasdrogas ilicitaspolítica públicaparticipación socialCONPESCONFISBanco de la RepúblicaContraloría socialpolítica económicaluchas popularescruz rojaNaciones Unidasunión EuropeaSICBINCIespionajeprimer punto de la agendaley de referendocongresoJuan Fernando Cristodesaparicionesparamilitarismodesplazamientoministrosconsulta previapoder popularestado colombianotratados internacionalesproceso de integraciónBloque Comandante Alfonso Canopueblo colombianoparo agrariopacto agrariotierrasalexandra nariñoseguridad nacionalviolenciaunilateralidadsometimientopacto de pazcomunicadosjorge briceñoAlfonso CanosaludossoldadomercenarioaniversarioscelebracionesRaul CastrohéroesJesse JassonliberaciónPiedad Cordobasabotajesmalwareconversaciones de pazfiscalMontealegreintegraciónpinzónCecilia OrozcoretenidoJuan Carlos Pinzóncrímenes de guerraSaludoCristina Fernándezguerrilleras FARCEPVictoria Sandinomujeres FARCEPpartido EnhedslistenDinamarcafeminismoigualdad generoprocuradorAlejandro OrdóñezMarcoleón CalarcápoemaordoñezArmisticiofoto de las FARCEPpuntos de la mesapresosmultinacionalestercer punto agendajuventudacuerdos parcialesnarcotraficoBloque surEstados Unidospropuestas tercer puntodrogasantidrogasEEUUmandeladeportefestivalsergio ibañezpolítica antidrogasfascismoPetroreintegraciónchileprisioneros políticosmasacres paramilitaressustitución de drogasBoletín de prensaCultivos ilícitosestudio propuestasprensa FARCEPMarcha PatrioticarepatriaciónCICRdesarrollo propuestasArgentinaguerra suciadebate farcepvideorebeliónfuero militarsustitución de cultivosjuridicidadCelaciniciativas diálogoAcuerdos especialesViceprecidenteregularización de la guerraAcuerdo HumanitarioMonsantointervencionismoescuchas ilegalesinterceptacionesVenezuelaFabián RamírezantiimperialismoSucumbíosEcuadorHugo ChávezUNASURguerrillerosRusiaconflictoreparaciónOITReforma AgrariaReglamentosSamperneoliberalismoGaitánGaboinjerenciaDIHgestos de pazTercer punto agendaSolidadridad internacionalPalestinaGazagenocidioplenipotenciariosanálisis políticoVíctimas del conflictoChávezbolivarianismomilitarismoForo AgrarioUnión Patrioticaviolación DIHlibertad de expresiónForo VíctimasCarlos Antonio Lozadavíctimas del estadocapitalismo salvajeBogotáComisión Histórica del Conflicto y sus Víctimasfotografíasfin del conflictodesescalamiento de la guerraForo de Sao PauloGuerrilleros víctimas del conflictoPastor Alapedejación de armascomisión de normalizaciónderecho a la rebeliónsubcomisión de génerogenerohistoria FARCComisión Técnicasalvedadesborradores conjuntosCDRWiwasSerra NevadaResistencia indígenaSub comisión técnicaComando Guerrillero de NormalizaciónRubín Morrojuridicidad guerrilleraViolencia MéxicoCaucaToribioIndígenasDDHHGeneral Alzate Moracrisis carcelariaERON PicotaChocódelito políticocomisión de géneroBojayáJoaquín GómezFrente Amplio por la PazCongreso de los PueblosUnidad LatinoameticanaHabanaAntonio Navarro Wolffpersecusión políticatrAméricaEjércitocolombianosultraderechapolíticoAmérica LatinanacionalBolívarConstituciónPresidenteeconómicahabitantesmunicipiocomandantesoberaníaKofi AnnanintelectualesdemocraciaMedellínparamilitarcombatientesmemoria históricadesminadopazbombardeolibertadComisión asesora de Paz,Acuerdo de Ginebracorrupción del estadominasamnistíaextradicióncarcelesverdadLavrovtierraBACRIMEstadoGorge Eliecer Gaitán9 de abrilbogotázoJuventud RebeldeCumbre de las AméricasEE UUcese unilateralFuerzas Militaresreforma constitucionalMaximos ResponsablesIn Memoriamavances del procesohuelgaTrabajadoresInconformidadClandestinidadBarrioglifosatoBombardeosComisión de Esclarecimiento de la VerdadpobrezaArchivosRussiaSegunda Guerra MundialComisión Esclarecimiento del paramilitarismoFrentes de las FARCDescontaminación de explosivosAntioquiaViolencia en ColombiaZIDRESZonas de Reserva CampesinacampoFERIequidadComisiónDerecho penal enemigoNo repeticiónRefugiadoSiriaEl MangoInzáArgeliaPoliciasAmbienteTumacoRíoagroquímicosecosistemasSri Sri Ravi ShankarÁlvaro Uribe Vélezpolíticas de estadoparlamentoverdad pura y limpiaEsclarecimientoTelesurtvTelesurdelegación paz FARCEPParamilitaresdesescalamiento del conflictoExplosivosGobierno NacionalOrejónComunidadVEREDA OREJÓNLa escombreraEscombreraDon BernainscripcioneseleccionesCORRUPTOAlcaldiasnarcomafiasfraudePaz y ReconciliacióntestaferrosSexualesaborto mujeresEstado colombianoCartaACOREfuerzasmilitareseconomiaPapa FranciscoPuebloCese al fuegohostilidadesLíderGenaro Garcíajurisdicción guerrillerasimón Bolívarparamilitarismo en venezuelaReparación Integral a Víctimas del ConflictosistemáticaFiscalíadignidad de las personasestigmatizarrevictimizarComisión JurídicaorganizacionesHomenajeGuerrilleroSubcomisión JurídicaimpunidadesPicotaInstituto Nacionalpresos socialesuna Colombia en pazPrisioneros de las FARCEPcarácter políticoFranciscoMartínez,Cese al fuego unilateral yaFrente NacionalAlfonso López Michelsencanasta básicadéficit fiscalbonanza cafeteraMandato CaroGobiernotierras de las FARCJean ArnaultJosé BayardiSistema Integral de verdad, justicia, reparación y no repeticiónCese al Fuego Bilateral ¡YA!FelicianoIndigenaMovimientosforo sobre fin del conflictoGobierno colombianoenemigo internoaniversarioAcuerdoVamosPorLaPazCeseAlFuegoBilateralYaJurisdicción Especial para la Pazfuerza publicagesto de pazMesa de comversacionesdelegaciónla Jurisdicción Especial para la PazLa construcción de la pazmuerteHospitalcompromisoPoliticosPenitenciarioMarcoFamiliaresPresosPoliticosPatriaDesmonte del paramilitarismoPaisReuniónhostigamientoconstitiyenteCese al fuego unilateraltreguaProceso Constituyentes por La PazRed Universitaria por La PazComunidades basadas en la feBloques FARCEPOctubreAtaquesPeligra Cese UnilateralPolíticaDocumentoConcejo Gremial NacionalFONAPAZFondo de tierrasNiñosVeeduríaAsamblea GeneralTimochenkojóvenesMovimiento PolíticoNormalización socialprisioneros de guerraatención médicahuelga de hambrehacinamiento carcelariosocialesJuridicción Especial para la PazDelegación de Paz de las FARCEPsaludo fraternoUnión Sindical Obrerasensibilizarasamblea1000 prisionerospresos políticosdesobediencia carcelariaPrisioneros Políticos de GuerraesperanzaapretónafrocolombianosPartes de GuerraOperativos MilitaresGestos humanitariosDelegación de PazIV SEMINARIO INTERNACIONAL DE PAZPLANPAZTERREPAZOrganización política abiertaBriceñoPlan pilotoplebiscitoPaz estable y duraderaRedefiniciónUNESCOConflicto armadoComunidadesEL COLOMBIANOReconstrucciónPropuestaparticipaciónEl Orejónmunicipio de BriceñoconflictividadLa Habana CubaprotocolosinsoslayableconvocatoriaComandante Carlos Antonio Lozada25 aniversario9 de diciembreCGSBExcombatientesDeclaración Universal de los Derechos HumanosEconómicosCulturalesDerechos CivilesbilateralesdesarrollosAcuerdo Final de PazLibertadorGobernantesAlcaldesConflicto,JúbiloCampeónFelicitamosUn nuevo futurotrabajoINPECCarcelarioSaludo de las FARCEPNoviembreIndultoHumanitarioIndignasISAGENEl Buen Pastorpolítica criminaldejación de las armasmonitoreoverificaciónconstituyeobservadoresinternacionalescrisis humanitariafirma del Acuerdo FinalnegligenciaResolución 2261Bilateral y DefinitivoPlan Colombianegligencia médicacautiverioJHON JAIRO MORENO HERNÁNDEZInfanciaincumplimientoinstitucionesreclutamientodesprotecciónMArtín VillaRutaReincorporaciónGarantiasoposiciónagresióncriminallograr la pazpobrespropósitoPanama PapersCaño CristalesCámara de RepresentantesArtistasMovimientos SocialesCórdobaLatinoaméricaOCLAEPedagogiaAlegríaPresionesBilateralidadAcuerdo especialDelegadascampamentosAudiencia PúblicaLucha de clasesPCCreforma rural integralMinisterio de Defensaintereses éticosAfrodesecendientesComunidades AfrocolombianasAudienciaOrganizaciones SocialesCINEPForo por ColombiaViva la CiudadaniaDerechosCese al fuego bilateralZonas Transitorias de Normalizaciónmisión tripartitaEstatuto de oposiciónZonas Veredalescomité de escogenciajuecesCierre del Acuerdodécima conferenciaBloque Magdalena MedioCapturadossalida de menoresMenoresretencionesSalidaLa ChinitaMasacredesaparición físicaRaúl LescanoYaríAgendaEnrique AnguloDía Nacional

Boletín de noticias

Email:

Lo último en NC

Blogs