• 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
Martes, 03 Julio 2001 17:48

¿Es tan remota la posibilidad del triunfo?

Escrito por
0
0
0
s2smodern

«Definitivamente que ser revolucionario en los tiempos que corren es disparar hacia las estrellas para derribar galaxias»

Por Gabriel Ángel

Son difíciles los tiempos que corren. La realidad económica, social y política del mundo entero se encuentra signada por el poder del gran capital transnacional. Las grandes corporaciones financieras y  los organismos multilaterales de crédito imponen un ritmo de vida y de pensamiento que se apropia no sólo del producto del trabajo sino de las conciencias de pueblos enteros. Vivimos en plena era de la fantasía virtual. Las verdades puestas en boga por el Establecimiento tienden a universalizarse, sin importar que riñan con las evidencias más reveladoras de la práctica cotidiana. Y hay que ver el escándalo que suscita el defender posiciones contrarias a los dogmas oficiales.

 El capitalismo se considera a sí mismo invencible y desprecia con suficiencia ostensible a quienes osan dudar de su paradigma de felicidad. En nombre de la humanidad entera se proclama a los cuatro vientos que no es posible concebir un sistema más perfecto. Las legiones de desarrapados que se suman diariamente a los miles de millones de habitantes del planeta sumidos en la miseria, no significan nada frente al crecimiento desbordado de las ganancias de los poderosos. El único pensamiento válido es el que se identifica con el interés de estos últimos. La más científica de las academias es la que apuntala de una u otra manera la reproducción del engendro de abismales diferencias entre los dueños del capital y los que no tienen nada.

Los Estados Unidos de América, a cuya cabeza se halla un gobierno con pretensiones de universalidad, ejecutor fiel de las decisiones totalitarias adoptadas en cerrados círculos internacionales de las finanzas, promueven la consolidación de un pacto continental de mercados libres, para derribar las fronteras arancelarias con los países que gravitan bajo su órbita. Parten de considerar en su discurso a todos los demás Estados como sus iguales. Cuando saben a ciencia cierta que no lo son. Que el flujo de mercancías que correrá con el ALCA será comparable a un torrente cuando se lo mire de ellos hacia los otros, y semejante a un hilillo de agua cuando se lo contemple de los otros hacia ellos. Que la libre circulación de capitales para la inversión especulativa tendrá prácticamente una sola dirección, hacia fuera de sus fronteras, mientras el estancamiento económico y la pobreza serán lastres crecientes en el resto del continente.

Pero el Jardín del Edén es poco para compararlo con el mundo de ilusión que prometen. Y las clases dominantes de esos países satélites, ligadas funcionalmente a los circuitos del capital global y con intereses personales en ello, embarcan por su lado en esa expedición hacia el desastre, a cada una de las naciones que representan, animadas exclusivamente por los beneficios que les reportará a ellas el favor que prestan a los grandes inversionistas norteamericanos. Y lo llaman alianzas estratégicas. No hay publicaciones especializadas ni medios masivos de comunicación que no multipliquen espacios y sesudas iniciativas publicitarias en  la promoción de ese futuro fantástico. Ay de aquél, que se atreva a levantar la voz para gritar que el rey está desnudo. Toda clase de delitos le serán imputados  a él y a sus antepasados. Bienvenidos en cambio todos los que alaban la finura de las sedas y encajes de la pretendida vestidura real.

Están cansos de repetirnos desde todas las tribunas que los futuros campos de conquista para los grandes negocios serán la biodiversidad y la biotecnología. Y que el aseguramiento de las reservas petroleras tiene un carácter estratégico para los Estados Unidos. Bastantes ejemplos tiene la historia americana sobre la conducta depredadora de los gobiernos de esa nación, como para no caer en cuenta que el llamado Plan Colombia apunta precisamente a asegurar para sus intereses económicos la selva amazónica y el potencial petrolero venezolano. Y que el asunto del narcotráfico no es más que un pretexto. Lo que la Administración norteamericana pretende perseguir son los cultivos, aduciendo que sin ellos se pierde el suministro esencial, sin el cual no existiría el negocio de las drogas. Son en verdad tan meticulosos los estadounidenses que no pueden haber dejado pasar desapercibido de entrada, el hecho de que las fumigaciones y la guerra, antes que solucionar el problema, lo agravan. Que la solución no puede ser militar. Pero insisten tercamente en ello.

Cuando escuchamos noticias como la de que el Ministerio de Defensa colombiano dispuso recientemente comprar aviones y helicópteros por 243 millones de dólares, nos queda claro que el interés en la guerra contra las FARC-EP es de la industria armamentista gringa. Todo este revuelto de intereses, sin olvidar los miles de millones de dólares que el tráfico de droga deja por fuera de los Estados Unidos y que ellos quieren asegurar para sus banqueros, ha conducido a la satanización de esta organización guerrillera. Las fabulosas utilidades que dependen del apoyo que el pueblo norteamericano otorgue a su gobierno para librar esta guerra en Colombia, ameritan calumniar y difamar hasta el cansancio a los guerrilleros colombianos. ¿Quiénes más, si no las agencias de prensa norteamericanas con sus nexos en todo el mundo, tienen el poder para convertir en monstruo al que le venga en gana a su gobierno? ¿Y qué mejor arma para descalificar a un contrincante que enrostrarle los calificativos de terrorista y narcotraficante?

Pese a ello las FARC-EP realizaron en días pasados la entrega unilateral y sin condiciones de más de 300 soldados y policías prisioneros de guerra, capturados en combate tras contundentes derrotas a las unidades militares especializadas de que hacían parte. Durante más de tres años el Ejército colombiano hizo más gala de bravuconería que de capacidad para rescatarlos. Cincuenta y cinco de ellos fueron intercambiados unos días atrás, mediante acuerdo con el gobierno colombiano, por guerrilleros de las FARC-EP prisioneros en las cárceles del país. El Estado colombiano derrochó en vano argumentos para descalificar el reconocimiento tácito de fuerza beligerante a la organización guerrillera. Basta con ver las firmas del Mono Jojoy y Joaquín Gómez en los documentos oficiales de entrega, para entender que los altos funcionarios del gobierno de Colombia negociaron en el mismo nivel  con los odiados jefes de la insurgencia. Puede ser difícil conseguir los objetivos políticos que se pretenden con la guerra, pero está visto que no es imposible. El enemigo hablará cuanto quiera, pero los hechos son más dicientes.

De la misma manera que resulta más reveladora sobre la inutilidad del Plan Colombia, la reciente paliza que unidades conjuntas de los Bloques Oriental y Sur de las FARC-EP propinaron a la Fuerza de Tarea Conjunta, la más sofisticada y moderna máquina de guerra contrainsurgente creada en el sur del país, en el santuario mismo de su base de operaciones, el bajo Putumayo, que todos los esfuerzos propagandísticos del alto mando militar para minimizar su desmoralizadora derrota. La táctica guerrillera móvil de las FARC-EP, pese a las reiteradas manifestaciones oficiales que aseguraban haberla reducido a su mínima expresión, aparece sorpresiva como una bofetada en el rostro, para recordarles a los generales de la República que las victorias no se obtienen en las páginas de los periódicos o en las cámaras de los noticieros de televisión, sino en los campos de batalla. Las ametralladoras, los fusiles, los helicópteros derribados, amén del parque, demás armamentos y elementos logísticos y de intendencia rescatados, para no hablar de los 22 prisioneros liberados generosamente por los guerrilleros, pesan más a la hora de los balances que los imaginarios veintisiete cadáveres de insurgentes de que habló la gran prensa.

Son bien posibles entonces los éxitos en el campo militar contra la crema de la tropa formada, armada y entrenada por los asesores norteamericanos. Las FARC-EP que desde la misma operación Marquetalia ha tenido que vérselas con los gringos entre bastidores, lo saben muy bien. Cada disparo del más modesto de los guerrilleros apunta hacia el imperio de la globalización capitalista. Pone en tela de juicio el sacrosanto orden mundial de las corporaciones transnacionales. De ahí el intento de atarlos con las normas del llamado derecho internacional humanitario, que antes que representar las aspiraciones éticas de la humanidad entera, traducen los intereses de las clases dominantes de los Estados dominantes en el mundo, puesto que jamás fueron dictadas democráticamente por los pueblos en pie de lucha, sino por los cónclaves de vencedores en las grandes guerras internacionales. Para aplicarlas según su interesado criterio a las naciones a las cuales se pretende doblegar, así ellos mismos las pisoteen impunemente cada vez que les parece necesario. Definitivamente que ser revolucionario en los tiempos que corren es disparar hacia las estrellas para derribar galaxias. Parece demasiado osado, pero es que muchas de ellas brillan aún en lo alto en las noches, cuando están muertas desde hace millones de años.¨

3 de julio de 2001.


URL corta: http://goo.gl/SY9y0g

0
0
0
s2smodern
Gabriel Ángel

Guerrillero Fariano, escritor revolucionario.

Artículos relacionados

En video

entrevistasmarquetaliacomunicadoEstado Mayor CentralAniversario de las FARCEPcrisis diálogoscomunicado EMCseguridad informaticaPoemas+Alfonso+héroesguerrillerasmujeressocialismorevolucionColombiaeducacionFARCguerraINFILTRACIÓN EN PEINDAMÓMovimiento Bolivariano por la Nueva ColombiaJesús SantricUribeURIBE VÉLEZBolívar y ManuelReflexiones en torno a la combinación de las formas de luchaIntercambioCese el FuegoManuel Marulanda VelezResistenciaComision INternacionalinternacionalmontajes policialesinstalación diálogososlonoruegafacebookbloqueo webcensura políticaApoyo diálogoscomunicados conjuntosfin de clicodiálogos de pazpublic declaration OsloOur dreampeace with social justicepaises garantesreflexionesanálisisinicio diálogosAgenda de la habanaacuerdo generalterrorismo de estadoindigenismojusticia socialpropuestas farcepdemocratización propiedadreconocimiento politicoderechos del campesinocomunidades indígenasafrodescendientesvictimas del desplazamientocapital transnacionalReforma del EstadoAsamblea Nacional ConstituyentePreguntas de la prensaRicardo TéllezPablo Catatumboconflicto colombianodesinformaciónreelección de Santoscensura mediáticaespeculaciónJesús SantrichZRCcierre noveno ciclorueda de prensacomunicado delegación de pazForo ecuménicoMárco León CalarcáDelegación de paz FARCEPhistoriatregua bilateralestadísticasDaneTLCDesigualdad socialbalance de la mesaCaprílesSantostiempos del gobiernoTrans Pacific Partnership,NATOParticipación políticafalsos positivosmanipulación mediáticacalendario electoralforo participación políticaUniversidad NacionalPueblos indígenasmiedo al debáteNoticias delegación de paz farcepholandesesdelegaciones políticasChe GuevaraAntonio MaceoCubacampesinosnueva ruralidaddescampesinizaciónsolución políticaNueva Colombiaorigen del conflictoRevista Semanatratado de pazONUMesa de ConversacionespropuestasgarantesComisiones de PazForo denominado Política de Desarrollo Agrario Integralparticipación ciudadanacalumniasFlavio Bolsonaro10 propuestas mínimaspropuestas segundo punto agendaETTORE BALESTREROcatolicismoNuncio Apostólicoprotestas CatatumboSimón Trinidadsegundo punto agendaMovilización socialcontituyentedemocracia realPrimer Informe Conjuntoforos de participaciónconclusión primer puntoinforme conjuntogarantias políticasrepresión estatalconstituyenteconsensorecesocrónicasIván Márquezpacifismoformas de luchasudáfricacatatumboinvitación al diálogoaplazamiento electoralELNunidadinsurgencia colombianacese bilateralfuerzas militares y policiasreconciliaciónPaz en colombiaaclaracionesprotesta socialdeclaracionesmujeres farianasCumbreUniddad InsurgenteGry LarsenVicecanciller de NoruegaEmbajador de NoruegaEvo Moralesconstituyente 1991Asamblea constituyentemecanismos de participacióndescentralizaciónadecuación de las Fuerzas Militarescasa verdejusticiaMinistro CarrilloEleccion PopularReforma PolíticaReforma Democráticacultura farcepsoberanía políticaorganizaciónrefrendacióndelegacionesoposición políticaclientelismosfin de cicloparicipación políticaonce propuestasvallapachito santospaz sin impunidadcocoitapacho santosproceso de pazjuan Manuel Santosprisionero de guerracanjerepresiónterrorismo estatalrepresion brutalesmadbloqueo cubanoLa HabanaCartascorrupciónCIAApoyocuartel moncadaconmemoracióninternacionalismoFidel CastroDaniel CorornellMaduroRaul Reyescorreos electrónicosNuevos llanerosfirmas de abogadosUAFstransnacionalespropiedad de la tierraHumberto de la Callediez propuestas minimasderechoa a ser gobiernofinanciación estatalConsejo Nacional Electoraldoctrina militargenocidio UPmarco juridicoÁlvaro LeyvaAcuerdos Habanaprocesos de pazcapitalismorevolución cubanavíctimasperdónorganizaciones guerrillerasacuerdo finaldemocratización realGarantías plenas de seguridadguerrilleras en rebeliónDelegación guerrilleraprensaentretenimientofútbolsanta femillonariosculturaverdad historticaverdad históricaresponsabilidad históricaderechos humanoslatifundistasmedios de comunicaciónmemoriajusticia transicionalconflicto en colombiacorte constitucionalsolución consertadainformaciónpropiedad medios de comunicaciónespectro radioelectricomedios alternativosLGTBIinsurgencialuchas históricasasesinatos lideresrepresión internacionalpartido comunista de mexicoPCMsolidaridadpropuestas minimasterritoriosordenamiento territorialCámara TerritorialGeneral Mantillaejército de Bolívardifamacionespropagandaguerra mediáticaJacobo Arenasacuerdos de pazKevin Scottacuerdosasesores políticoscausas del conflictofalsas informacionescumpleañosTimoleón JiménezFARCEPnoticiasparo nacionalFederación Nacional de CafeterospetróleoEcopetrolmineros artesanalesestudiantesdignidad nacionalcrisis agropecuariaurbanoconsejos urbanosfondo de conpensaciónMarcela Gonzálesdeuda públicaparalisisdecretos gobiernoreferendoacción militarley referendofirma de acuerdomaniobrasdrogas ilicitaspolítica públicaparticipación socialCONPESCONFISBanco de la RepúblicaContraloría socialpolítica económicaluchas popularescruz rojaNaciones Unidasunión EuropeaSICBINCIespionajeprimer punto de la agendaley de referendocongresoJuan Fernando Cristodesaparicionesparamilitarismodesplazamientoministrosconsulta previapoder popularestado colombianotratados internacionalesproceso de integraciónBloque Comandante Alfonso Canopueblo colombianoparo agrariopacto agrariotierrasalexandra nariñoseguridad nacionalviolenciaunilateralidadsometimientopacto de pazcomunicadosjorge briceñoAlfonso CanosaludossoldadomercenarioaniversarioscelebracionesRaul CastrohéroesJesse JassonliberaciónPiedad Cordobasabotajesmalwareconversaciones de pazfiscalMontealegreintegraciónpinzónCecilia OrozcoretenidoJuan Carlos Pinzóncrímenes de guerraSaludoCristina Fernándezguerrilleras FARCEPVictoria Sandinomujeres FARCEPpartido EnhedslistenDinamarcafeminismoigualdad generoprocuradorAlejandro OrdóñezMarcoleón CalarcápoemaordoñezArmisticiofoto de las FARCEPpuntos de la mesapresosmultinacionalestercer punto agendajuventudacuerdos parcialesnarcotraficoBloque surEstados Unidospropuestas tercer puntodrogasantidrogasEEUUmandeladeportefestivalsergio ibañezpolítica antidrogasfascismoPetroreintegraciónchileprisioneros políticosmasacres paramilitaressustitución de drogasBoletín de prensaCultivos ilícitosestudio propuestasprensa FARCEPMarcha PatrioticarepatriaciónCICRdesarrollo propuestasArgentinaguerra suciadebate farcepvideorebeliónfuero militarsustitución de cultivosjuridicidadCelaciniciativas diálogoAcuerdos especialesViceprecidenteregularización de la guerraAcuerdo HumanitarioMonsantointervencionismoescuchas ilegalesinterceptacionesVenezuelaFabián RamírezantiimperialismoSucumbíosEcuadorHugo ChávezUNASURguerrillerosRusiaconflictoreparaciónOITReforma AgrariaReglamentosSamperneoliberalismoGaitánGaboinjerenciaDIHgestos de pazTercer punto agendaSolidadridad internacionalPalestinaGazagenocidioplenipotenciariosanálisis políticoVíctimas del conflictoChávezbolivarianismomilitarismoForo AgrarioUnión Patrioticaviolación DIHlibertad de expresiónForo VíctimasCarlos Antonio Lozadavíctimas del estadocapitalismo salvajeBogotáComisión Histórica del Conflicto y sus Víctimasfotografíasfin del conflictodesescalamiento de la guerraForo de Sao PauloGuerrilleros víctimas del conflictoPastor Alapedejación de armascomisión de normalizaciónderecho a la rebeliónsubcomisión de génerogenerohistoria FARCComisión Técnicasalvedadesborradores conjuntosCDRWiwasSerra NevadaResistencia indígenaSub comisión técnicaComando Guerrillero de NormalizaciónRubín Morrojuridicidad guerrilleraViolencia MéxicoCaucaToribioIndígenasDDHHGeneral Alzate Moracrisis carcelariaERON PicotaChocódelito políticocomisión de géneroBojayáJoaquín GómezFrente Amplio por la PazCongreso de los PueblosUnidad LatinoameticanaHabanaAntonio Navarro Wolffpersecusión políticatrAméricaEjércitocolombianosultraderechapolíticoAmérica LatinanacionalBolívarConstituciónPresidenteeconómicahabitantesmunicipiocomandantesoberaníaKofi AnnanintelectualesdemocraciaMedellínparamilitarcombatientesmemoria históricadesminadopazbombardeolibertadComisión asesora de Paz,Acuerdo de Ginebracorrupción del estadominasamnistíaextradicióncarcelesverdadLavrovtierraBACRIMEstadoGorge Eliecer Gaitán9 de abrilbogotázoJuventud RebeldeCumbre de las AméricasEE UUcese unilateralFuerzas Militaresreforma constitucionalMaximos ResponsablesIn Memoriamavances del procesohuelgaTrabajadoresInconformidadClandestinidadBarrioglifosatoBombardeosComisión de Esclarecimiento de la VerdadpobrezaArchivosRussiaSegunda Guerra MundialComisión Esclarecimiento del paramilitarismoFrentes de las FARCDescontaminación de explosivosAntioquiaViolencia en ColombiaZIDRESZonas de Reserva CampesinacampoFERIequidadComisiónDerecho penal enemigoNo repeticiónRefugiadoSiriaEl MangoInzáArgeliaPoliciasAmbienteTumacoRíoagroquímicosecosistemasSri Sri Ravi ShankarÁlvaro Uribe Vélezpolíticas de estadoparlamentoverdad pura y limpiaEsclarecimientoTelesurtvTelesurdelegación paz FARCEPParamilitaresdesescalamiento del conflictoExplosivosGobierno NacionalOrejónComunidadVEREDA OREJÓNLa escombreraEscombreraDon BernainscripcioneseleccionesCORRUPTOAlcaldiasnarcomafiasfraudePaz y ReconciliacióntestaferrosSexualesaborto mujeresEstado colombianoCartaACOREfuerzasmilitareseconomiaPapa FranciscoPuebloCese al fuegohostilidadesLíderGenaro Garcíajurisdicción guerrillerasimón Bolívarparamilitarismo en venezuelaReparación Integral a Víctimas del ConflictosistemáticaFiscalíadignidad de las personasestigmatizarrevictimizarComisión JurídicaorganizacionesHomenajeGuerrilleroSubcomisión JurídicaimpunidadesPicotaInstituto Nacionalpresos socialesuna Colombia en pazPrisioneros de las FARCEPcarácter políticoFranciscoMartínez,Cese al fuego unilateral yaFrente NacionalAlfonso López Michelsencanasta básicadéficit fiscalbonanza cafeteraMandato CaroGobiernotierras de las FARCJean ArnaultJosé BayardiSistema Integral de verdad, justicia, reparación y no repeticiónCese al Fuego Bilateral ¡YA!FelicianoIndigenaMovimientosforo sobre fin del conflictoGobierno colombianoenemigo internoaniversarioAcuerdoVamosPorLaPazCeseAlFuegoBilateralYaJurisdicción Especial para la Pazfuerza publicagesto de pazMesa de comversacionesdelegaciónla Jurisdicción Especial para la PazLa construcción de la pazmuerteHospitalcompromisoPoliticosPenitenciarioMarcoFamiliaresPresosPoliticosPatriaDesmonte del paramilitarismoPaisReuniónhostigamientoconstitiyenteCese al fuego unilateraltreguaProceso Constituyentes por La PazRed Universitaria por La PazComunidades basadas en la feBloques FARCEPOctubreAtaquesPeligra Cese UnilateralPolíticaDocumentoConcejo Gremial NacionalFONAPAZFondo de tierrasNiñosVeeduríaAsamblea GeneralTimochenkojóvenesMovimiento PolíticoNormalización socialprisioneros de guerraatención médicahuelga de hambrehacinamiento carcelariosocialesJuridicción Especial para la PazDelegación de Paz de las FARCEPsaludo fraternoUnión Sindical Obrerasensibilizarasamblea1000 prisionerospresos políticosdesobediencia carcelariaPrisioneros Políticos de GuerraesperanzaapretónafrocolombianosPartes de GuerraOperativos MilitaresGestos humanitariosDelegación de PazIV SEMINARIO INTERNACIONAL DE PAZPLANPAZTERREPAZOrganización política abiertaBriceñoPlan pilotoplebiscitoPaz estable y duraderaRedefiniciónUNESCOConflicto armadoComunidadesEL COLOMBIANOReconstrucciónPropuestaparticipaciónEl Orejónmunicipio de BriceñoconflictividadLa Habana CubaprotocolosinsoslayableconvocatoriaComandante Carlos Antonio Lozada25 aniversario9 de diciembreCGSBExcombatientesDeclaración Universal de los Derechos HumanosEconómicosCulturalesDerechos CivilesbilateralesdesarrollosAcuerdo Final de PazLibertadorGobernantesAlcaldesConflicto,JúbiloCampeónFelicitamosUn nuevo futurotrabajoINPECCarcelarioSaludo de las FARCEPNoviembreIndultoHumanitarioIndignasISAGENEl Buen Pastorpolítica criminaldejación de las armasmonitoreoverificaciónconstituyeobservadoresinternacionalescrisis humanitariafirma del Acuerdo FinalnegligenciaResolución 2261Bilateral y DefinitivoPlan Colombianegligencia médicacautiverioJHON JAIRO MORENO HERNÁNDEZInfanciaincumplimientoinstitucionesreclutamientodesprotecciónMArtín VillaRutaReincorporaciónGarantiasoposiciónagresióncriminallograr la pazpobrespropósitoPanama PapersCaño CristalesCámara de RepresentantesArtistasMovimientos SocialesCórdobaLatinoaméricaOCLAEPedagogiaAlegríaPresionesBilateralidadAcuerdo especialDelegadascampamentosAudiencia PúblicaLucha de clasesPCCreforma rural integralMinisterio de Defensaintereses éticosAfrodesecendientesComunidades AfrocolombianasAudienciaOrganizaciones SocialesCINEPForo por ColombiaViva la CiudadaniaDerechosCese al fuego bilateralZonas Transitorias de Normalizaciónmisión tripartitaEstatuto de oposiciónZonas Veredalescomité de escogenciajuecesCierre del Acuerdodécima conferenciaBloque Magdalena MedioCapturadossalida de menoresMenoresretencionesSalidaLa ChinitaMasacredesaparición físicaRaúl LescanoYaríAgendaEnrique AnguloDía Nacional

Boletín de noticias

Email:

Lo último en NC

Blogs