• 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
Domingo, 03 Agosto 2014 00:00

Cosas de la vida, Alberto

Escrito por
0
0
0
s2smodern
Balseros.jpg
«Aquella historia, pese a la satisfacción que le reportó, no dejaba de avergonzarlo. Él era cubano, veneraba la vida y la obra del Jefe, como llaman con familiaridad a Fidel»

Por Gabriel Ángel

- A María, quien siempre me recomienda que escriba así.

La taberna permanecía vacía. Sólo una mujer morena, vestida con blusa blanca y falda y chaleco negros, se movía de la barra a las mesas de vez en cuando. Del equipo de sonido manaba música caribeña a regular volumen, tratando de vencer el tedio del administrador, quien, desde una silla situada a un lado de la entrada al local, observaba el misterioso azul del mar al fondo. A veces algún vehículo distraía su contemplación, cruzándose frente a él por la calle asfaltada. La noche comenzaba a caer, señalando que en menos de dos horas, un poco antes de las diez, llegaría el momento de cerrar y marcharse a casa. Era lunes, atardecer rutinario que contrastaba con el bullicio del día anterior, cuando a la misma hora el lugar se hallaba atestado de turistas que cenaban y bebían con animación tras haberse dado un largo baño en la playa.

En el ala derecha del local, separada del resto por una puerta grande de vidrios oscuros que impedía la observación hacia dentro, conversaban con animación cuatro hombres sentados alrededor de una de las mesas. Uno de ellos vestía como un maître y divertía con su alegre conversación a los otros que festejaban sus ocurrencias desbordadas. Estos últimos eran sin duda suramericanos, y quien los hubiera escuchado desde antes podría haberse enterado de que uno de ellos, el que más frecuentemente intercambiaba con el maître, había visitado la isla anteriormente y hecho amistad con su interlocutor cubano, al que había querido saludar en esta nueva estadía. Lo acompañaban dos amigos, encantados con el personaje que tenían al frente. En realidad se trataba del gastronómico del lugar, un viejo sesentón y risueño, de piel y cabellos blancos, que no se cansaba de expresar su satisfacción por la inesperada presencia de los visitantes. Los quiero mucho, decía a cada rato con mirada cargada de emoción.

Los suramericanos bebían ron con cola, servido con hielo en vasos largos de vidrio por su anfitrión de ocasión. Este no bebía, con el argumento de que debía ir esa noche a casa. Su mujer, un poco menor que él y con quien compartía la vida desde cuatro décadas atrás, le exigía un elevado grado de moderación y unos modales intachables. Precisamente acababa de llamarlo por teléfono para preguntarle a qué horas estaría en casa. Era su propia manera de advertirle que lo esperaba sin falta, y temprano. Sabía bien que se trataba de un día casi muerto, muy distinto a los fines de semana, en los que por la alta concurrencia de clientes él podía alegar que se veía obligado a trabajar hasta muy tarde, ya de madrugada, razón por la cual no se presentaría en casa. Lo haría en la mañana siguiente, tras pasar la noche en el hospedaje para empleados.

Lo que ella no sabía, o quizás no quería saber ni imaginar, era que él aprovechaba las noches en que debía quedarse, para darse todos los gustos con su cucaracha, como llamaba jocosamente a la morena de veintiocho años con quien sostenía desde un tiempo atrás una relación paralela. Sobre ese tema picante volaban los comentarios de un puesto a otro de la mesa, pues el viejo hablaba con franqueza sorprendente, sin caer para nada en la vulgaridad, pero narrando de tal modo las incidencias de su concubinato, que no podían sino generarse alegres carcajadas entre sus contertulios.

Eres un auténtico bandido, Alberto, le decían, seguramente tu mujer no se ha enterado del asunto, pues de lo contrario te verías en serios aprietos. A lo que él respondía que desde muchos años atrás había aprendido a cuidar el secreto absoluto de sus aventuras. Ninguna cosa era peor que una mujer celosa con fundamento, cuando se hacía imposible la aceptación de la más elaborada de las argumentaciones. Aquella vez, cuando no tenían más de un año de casados, ella lo había descubierto, y, por pasajero que hubiera sido el caso, estuvo a punto de arruinarles el matrimonio. Todos los años transcurridos desde entonces no habían sido suficientes para que ella dejara de reprocharle su desliz de vez en cuando. La experiencia había sido suficiente para no permitir que se repitiera. No lo de sus aventuras, sino lo de dejarse pillar de algún modo por ella. Las risas se prolongaban por largo rato.

Aquellas reflexiones jocosas condujeron a los demás a pedirle que les contara de algún episodio memorable de su larga experiencia en la materia. A lo que tras pensarlo unos instantes, el viejo accedió con una sonrisa de nostalgia. El caso había sucedido unos treinta años atrás, con una muchachita preciosa, a la que no hubo forma de convencerla de ceder en la condición impuesta. Tenían que escaparse juntos siquiera por una semana, lo que desde cualquier punto de vista significaba un reto exagerado para su situación personal. Contaba con unos buenos ahorros, sí, guardados en casa además, pero de cuya desaparición tendría que dar cuenta irrebatible a su esposa. La prolongada ausencia no podía explicarse con ningún argumento creíble, ella estaba enterada del rol de sus actividades personales y de trabajo, y no había modo de envolverla con alguna justificación válida. Tras echarle cabeza al asunto durante varios días, se decidió por la que le pareció la única oportunidad posible, la apelación al fenómeno de los balseros.

Había en Cuba una obstinada práctica por parte de gente que quería irse de la isla en busca de mejores oportunidades en los Estados Unidos. Al menos esa era la ilusa pretensión que animaba a muchos de los que tenían familiares en La Florida, e incluso a quienes sin tenerlos mordían el anzuelo ofrecido por el llamado país de las oportunidades. Los americanos incentivaban, con sus propios propósitos, la fuga de la población hacia su país, y no faltaban los que se dejaban seducir por aquellos cantos de sirena. Así que Alberto le salió un buen día a su esposa con la historia de que había decidido, tras meditarlo mucho, escaparse en una balsa para Norteamérica. Para tranquilizarla le habló de unos contactos en Miami, que no solamente se encargarían de trasladarlo por una suma que estaba a su alcance, sino que además le garantizaban engancharlo en un buen trabajo, con el que además de asegurar su cómoda supervivencia, estaría en condiciones de enviarle dólares a su familia, hasta que finalmente lograra llevársela con él.

Su mujer quedó de una pieza, y aunque intentó de mil formas hacerlo desistir con toda clase de argumentos, él se mostró inconmovible. Ella misma le contó el dinero de los ahorros al entregárselos y le alistó la pequeña maleta que contenía lo mínimo indispensable para la arriesgada aventura. Toda su familia, incluidos suegros y cuñados, quedaron en una nerviosa expectativa la tarde que él se despidió de ellos jurándoles salir adelante como fuera.

Desde luego que en lugar de emprender la peligrosa migración, Alberto corrió a encontrarse con su manguito, quien a su vez había creado las condiciones necesarias en su familia para justificar su ausencia, completamente distintas a las ideadas por él. Viajaron como dos palomitos enamorados hasta una ciudad vecina en donde pasaron una semana completa como dos recién casados que se aman perdidamente. Días y noches inolvidables de amor y fuego. Hasta que hubo que volver a casa. Un problema que después de lo conseguido no le iba ser difícil resolver a él.

La cuestión sería que su experiencia había sido un fracaso. No sólo había visto seriamente comprometida su vida en medio de una intempestiva tormenta, sino que de remate habían sido capturados por las autoridades y luego protagonizado una fuga cinematográfica, que lo obligó a refugiarse un par de días en el monte, como una fiera perseguida, aventura en la que perdió además el poco dinero que llevaba. La ropa, se habían encargado de mojarla y arrastrarla por el piso terroso con su compañera de ocasión, para que al presentarse ante su esposa la encontrara sucia y desastrosa como debía quedar después de semejantes desventuras.

Lo verdaderamente increíble fue que lo consiguió. Fue tanta la alegría de su esposa y su familia por su regreso a salvo, que poco repararon en escarbar sobre los pormenores de su tragedia. Hasta a su pobre suegra le dolían los oídos por haber mantenido el pequeño radio transistor pegado a ellos en busca de noticias. La Radio Martí, emisora ilegal que desde La Florida enviaba su señal desestabilizadora y perversa sobre la isla, además de animar a los cubanos a abandonar su patria y su revolución, solía trasmitir clandestinamente el arribo de balseros a Miami, como modo de promover su éxito. La suegra de Alberto no se había apartado la radio de los oídos con la esperanza de captar cualquier referencia a su llegada.

Aquella historia, pese a la satisfacción que le reportó el feliz final, no dejaba de avergonzar a Alberto. Él era un cubano de toda la vida, amaba su país y veneraba la lucha y la obra conseguida por el Jefe, como llaman con familiaridad y enorme respeto a Fidel los isleños. Haber apelado a semejante trama, por más gratas e inolvidables que fueran sus razones, pesaba en su conciencia como una especie de traición. No a su esposa, no, al fin y al cabo se trataba de una de las tantas infidelidades que suceden en la gran mayoría de los matrimonios. Sino a la revolución, pues había aparecido, así no lo supieran sino sus más entrañables allegados, como un desertor de ella. Algo que ningún revolucionario, ni siquiera ningún cubano decente debería hacer jamás. Ante la amenaza de un rapto depresivo, sus acompañantes decidieron animarlo para que no fuera a hundirse en los remordimientos. Cosas que pasaban en la vida Alberto, nada más que eso, no había que preocuparse tanto. Y para probarlo, cada uno de ellos comenzó a contar su propia aventura en materia de males de amor, los más deliciosos y pesarosos en el mundo.


URL corto: http://goo.gl/lkjH7r

0
0
0
s2smodern
Gabriel Ángel

Guerrillero Fariano, escritor revolucionario.

Artículos relacionados

En video

entrevistasmarquetaliacomunicadoEstado Mayor CentralAniversario de las FARCEPcrisis diálogoscomunicado EMCseguridad informaticaPoemas+Alfonso+héroesguerrillerasmujeressocialismorevolucionColombiaeducacionFARCguerraINFILTRACIÓN EN PEINDAMÓMovimiento Bolivariano por la Nueva ColombiaJesús SantricUribeURIBE VÉLEZBolívar y ManuelReflexiones en torno a la combinación de las formas de luchaIntercambioCese el FuegoManuel Marulanda VelezResistenciaComision INternacionalinternacionalmontajes policialesinstalación diálogososlonoruegafacebookbloqueo webcensura políticaApoyo diálogoscomunicados conjuntosfin de clicodiálogos de pazpublic declaration OsloOur dreampeace with social justicepaises garantesreflexionesanálisisinicio diálogosAgenda de la habanaacuerdo generalterrorismo de estadoindigenismojusticia socialpropuestas farcepdemocratización propiedadreconocimiento politicoderechos del campesinocomunidades indígenasafrodescendientesvictimas del desplazamientocapital transnacionalReforma del EstadoAsamblea Nacional ConstituyentePreguntas de la prensaRicardo TéllezPablo Catatumboconflicto colombianodesinformaciónreelección de Santoscensura mediáticaespeculaciónJesús SantrichZRCcierre noveno ciclorueda de prensacomunicado delegación de pazForo ecuménicoMárco León CalarcáDelegación de paz FARCEPhistoriatregua bilateralestadísticasDaneTLCDesigualdad socialbalance de la mesaCaprílesSantostiempos del gobiernoTrans Pacific Partnership,NATOParticipación políticafalsos positivosmanipulación mediáticacalendario electoralforo participación políticaUniversidad NacionalPueblos indígenasmiedo al debáteNoticias delegación de paz farcepholandesesdelegaciones políticasChe GuevaraAntonio MaceoCubacampesinosnueva ruralidaddescampesinizaciónsolución políticaNueva Colombiaorigen del conflictoRevista Semanatratado de pazONUMesa de ConversacionespropuestasgarantesComisiones de PazForo denominado Política de Desarrollo Agrario Integralparticipación ciudadanacalumniasFlavio Bolsonaro10 propuestas mínimaspropuestas segundo punto agendaETTORE BALESTREROcatolicismoNuncio Apostólicoprotestas CatatumboSimón Trinidadsegundo punto agendaMovilización socialcontituyentedemocracia realPrimer Informe Conjuntoforos de participaciónconclusión primer puntoinforme conjuntogarantias políticasrepresión estatalconstituyenteconsensorecesocrónicasIván Márquezpacifismoformas de luchasudáfricacatatumboinvitación al diálogoaplazamiento electoralELNunidadinsurgencia colombianacese bilateralfuerzas militares y policiasreconciliaciónPaz en colombiaaclaracionesprotesta socialdeclaracionesmujeres farianasCumbreUniddad InsurgenteGry LarsenVicecanciller de NoruegaEmbajador de NoruegaEvo Moralesconstituyente 1991Asamblea constituyentemecanismos de participacióndescentralizaciónadecuación de las Fuerzas Militarescasa verdejusticiaMinistro CarrilloEleccion PopularReforma PolíticaReforma Democráticacultura farcepsoberanía políticaorganizaciónrefrendacióndelegacionesoposición políticaclientelismosfin de cicloparicipación políticaonce propuestasvallapachito santospaz sin impunidadcocoitapacho santosproceso de pazjuan Manuel Santosprisionero de guerracanjerepresiónterrorismo estatalrepresion brutalesmadbloqueo cubanoLa HabanaCartascorrupciónCIAApoyocuartel moncadaconmemoracióninternacionalismoFidel CastroDaniel CorornellMaduroRaul Reyescorreos electrónicosNuevos llanerosfirmas de abogadosUAFstransnacionalespropiedad de la tierraHumberto de la Callediez propuestas minimasderechoa a ser gobiernofinanciación estatalConsejo Nacional Electoraldoctrina militargenocidio UPmarco juridicoÁlvaro LeyvaAcuerdos Habanaprocesos de pazcapitalismorevolución cubanavíctimasperdónorganizaciones guerrillerasacuerdo finaldemocratización realGarantías plenas de seguridadguerrilleras en rebeliónDelegación guerrilleraprensaentretenimientofútbolsanta femillonariosculturaverdad historticaverdad históricaresponsabilidad históricaderechos humanoslatifundistasmedios de comunicaciónmemoriajusticia transicionalconflicto en colombiacorte constitucionalsolución consertadainformaciónpropiedad medios de comunicaciónespectro radioelectricomedios alternativosLGTBIinsurgencialuchas históricasasesinatos lideresrepresión internacionalpartido comunista de mexicoPCMsolidaridadpropuestas minimasterritoriosordenamiento territorialCámara TerritorialGeneral Mantillaejército de Bolívardifamacionespropagandaguerra mediáticaJacobo Arenasacuerdos de pazKevin Scottacuerdosasesores políticoscausas del conflictofalsas informacionescumpleañosTimoleón JiménezFARCEPnoticiasparo nacionalFederación Nacional de CafeterospetróleoEcopetrolmineros artesanalesestudiantesdignidad nacionalcrisis agropecuariaurbanoconsejos urbanosfondo de conpensaciónMarcela Gonzálesdeuda públicaparalisisdecretos gobiernoreferendoacción militarley referendofirma de acuerdomaniobrasdrogas ilicitaspolítica públicaparticipación socialCONPESCONFISBanco de la RepúblicaContraloría socialpolítica económicaluchas popularescruz rojaNaciones Unidasunión EuropeaSICBINCIespionajeprimer punto de la agendaley de referendocongresoJuan Fernando Cristodesaparicionesparamilitarismodesplazamientoministrosconsulta previapoder popularestado colombianotratados internacionalesproceso de integraciónBloque Comandante Alfonso Canopueblo colombianoparo agrariopacto agrariotierrasalexandra nariñoseguridad nacionalviolenciaunilateralidadsometimientopacto de pazcomunicadosjorge briceñoAlfonso CanosaludossoldadomercenarioaniversarioscelebracionesRaul CastrohéroesJesse JassonliberaciónPiedad Cordobasabotajesmalwareconversaciones de pazfiscalMontealegreintegraciónpinzónCecilia OrozcoretenidoJuan Carlos Pinzóncrímenes de guerraSaludoCristina Fernándezguerrilleras FARCEPVictoria Sandinomujeres FARCEPpartido EnhedslistenDinamarcafeminismoigualdad generoprocuradorAlejandro OrdóñezMarcoleón CalarcápoemaordoñezArmisticiofoto de las FARCEPpuntos de la mesapresosmultinacionalestercer punto agendajuventudacuerdos parcialesnarcotraficoBloque surEstados Unidospropuestas tercer puntodrogasantidrogasEEUUmandeladeportefestivalsergio ibañezpolítica antidrogasfascismoPetroreintegraciónchileprisioneros políticosmasacres paramilitaressustitución de drogasBoletín de prensaCultivos ilícitosestudio propuestasprensa FARCEPMarcha PatrioticarepatriaciónCICRdesarrollo propuestasArgentinaguerra suciadebate farcepvideorebeliónfuero militarsustitución de cultivosjuridicidadCelaciniciativas diálogoAcuerdos especialesViceprecidenteregularización de la guerraAcuerdo HumanitarioMonsantointervencionismoescuchas ilegalesinterceptacionesVenezuelaFabián RamírezantiimperialismoSucumbíosEcuadorHugo ChávezUNASURguerrillerosRusiaconflictoreparaciónOITReforma AgrariaReglamentosSamperneoliberalismoGaitánGaboinjerenciaDIHgestos de pazTercer punto agendaSolidadridad internacionalPalestinaGazagenocidioplenipotenciariosanálisis políticoVíctimas del conflictoChávezbolivarianismomilitarismoForo AgrarioUnión Patrioticaviolación DIHlibertad de expresiónForo VíctimasCarlos Antonio Lozadavíctimas del estadocapitalismo salvajeBogotáComisión Histórica del Conflicto y sus Víctimasfotografíasfin del conflictodesescalamiento de la guerraForo de Sao PauloGuerrilleros víctimas del conflictoPastor Alapedejación de armascomisión de normalizaciónderecho a la rebeliónsubcomisión de génerogenerohistoria FARCComisión Técnicasalvedadesborradores conjuntosCDRWiwasSerra NevadaResistencia indígenaSub comisión técnicaComando Guerrillero de NormalizaciónRubín Morrojuridicidad guerrilleraViolencia MéxicoCaucaToribioIndígenasDDHHGeneral Alzate Moracrisis carcelariaERON PicotaChocódelito políticocomisión de géneroBojayáJoaquín GómezFrente Amplio por la PazCongreso de los PueblosUnidad LatinoameticanaHabanaAntonio Navarro Wolffpersecusión políticatrAméricaEjércitocolombianosultraderechapolíticoAmérica LatinanacionalBolívarConstituciónPresidenteeconómicahabitantesmunicipiocomandantesoberaníaKofi AnnanintelectualesdemocraciaMedellínparamilitarcombatientesmemoria históricadesminadopazbombardeolibertadComisión asesora de Paz,Acuerdo de Ginebracorrupción del estadominasamnistíaextradicióncarcelesverdadLavrovtierraBACRIMEstadoGorge Eliecer Gaitán9 de abrilbogotázoJuventud RebeldeCumbre de las AméricasEE UUcese unilateralFuerzas Militaresreforma constitucionalMaximos ResponsablesIn Memoriamavances del procesohuelgaTrabajadoresInconformidadClandestinidadBarrioglifosatoBombardeosComisión de Esclarecimiento de la VerdadpobrezaArchivosRussiaSegunda Guerra MundialComisión Esclarecimiento del paramilitarismoFrentes de las FARCDescontaminación de explosivosAntioquiaViolencia en ColombiaZIDRESZonas de Reserva CampesinacampoFERIequidadComisiónDerecho penal enemigoNo repeticiónRefugiadoSiriaEl MangoInzáArgeliaPoliciasAmbienteTumacoRíoagroquímicosecosistemasSri Sri Ravi ShankarÁlvaro Uribe Vélezpolíticas de estadoparlamentoverdad pura y limpiaEsclarecimientoTelesurtvTelesurdelegación paz FARCEPParamilitaresdesescalamiento del conflictoExplosivosGobierno NacionalOrejónComunidadVEREDA OREJÓNLa escombreraEscombreraDon BernainscripcioneseleccionesCORRUPTOAlcaldiasnarcomafiasfraudePaz y ReconciliacióntestaferrosSexualesaborto mujeresEstado colombianoCartaACOREfuerzasmilitareseconomiaPapa FranciscoPuebloCese al fuegohostilidadesLíderGenaro Garcíajurisdicción guerrillerasimón Bolívarparamilitarismo en venezuelaReparación Integral a Víctimas del ConflictosistemáticaFiscalíadignidad de las personasestigmatizarrevictimizarComisión JurídicaorganizacionesHomenajeGuerrilleroSubcomisión JurídicaimpunidadesPicotaInstituto Nacionalpresos socialesuna Colombia en pazPrisioneros de las FARCEPcarácter políticoFranciscoMartínez,Cese al fuego unilateral yaFrente NacionalAlfonso López Michelsencanasta básicadéficit fiscalbonanza cafeteraMandato CaroGobiernotierras de las FARCJean ArnaultJosé BayardiSistema Integral de verdad, justicia, reparación y no repeticiónCese al Fuego Bilateral ¡YA!FelicianoIndigenaMovimientosforo sobre fin del conflictoGobierno colombianoenemigo internoaniversarioAcuerdoVamosPorLaPazCeseAlFuegoBilateralYaJurisdicción Especial para la Pazfuerza publicagesto de pazMesa de comversacionesdelegaciónla Jurisdicción Especial para la PazLa construcción de la pazmuerteHospitalcompromisoPoliticosPenitenciarioMarcoFamiliaresPresosPoliticosPatriaDesmonte del paramilitarismoPaisReuniónhostigamientoconstitiyenteCese al fuego unilateraltreguaProceso Constituyentes por La PazRed Universitaria por La PazComunidades basadas en la feBloques FARCEPOctubreAtaquesPeligra Cese UnilateralPolíticaDocumentoConcejo Gremial NacionalFONAPAZFondo de tierrasNiñosVeeduríaAsamblea GeneralTimochenkojóvenesMovimiento PolíticoNormalización socialprisioneros de guerraatención médicahuelga de hambrehacinamiento carcelariosocialesJuridicción Especial para la PazDelegación de Paz de las FARCEPsaludo fraternoUnión Sindical Obrerasensibilizarasamblea1000 prisionerospresos políticosdesobediencia carcelariaPrisioneros Políticos de GuerraesperanzaapretónafrocolombianosPartes de GuerraOperativos MilitaresGestos humanitariosDelegación de PazIV SEMINARIO INTERNACIONAL DE PAZPLANPAZTERREPAZOrganización política abiertaBriceñoPlan pilotoplebiscitoPaz estable y duraderaRedefiniciónUNESCOConflicto armadoComunidadesEL COLOMBIANOReconstrucciónPropuestaparticipaciónEl Orejónmunicipio de BriceñoconflictividadLa Habana CubaprotocolosinsoslayableconvocatoriaComandante Carlos Antonio Lozada25 aniversario9 de diciembreCGSBExcombatientesDeclaración Universal de los Derechos HumanosEconómicosCulturalesDerechos CivilesbilateralesdesarrollosAcuerdo Final de PazLibertadorGobernantesAlcaldesConflicto,JúbiloCampeónFelicitamosUn nuevo futurotrabajoINPECCarcelarioSaludo de las FARCEPNoviembreIndultoHumanitarioIndignasISAGENEl Buen Pastorpolítica criminaldejación de las armasmonitoreoverificaciónconstituyeobservadoresinternacionalescrisis humanitariafirma del Acuerdo FinalnegligenciaResolución 2261Bilateral y DefinitivoPlan Colombianegligencia médicacautiverioJHON JAIRO MORENO HERNÁNDEZInfanciaincumplimientoinstitucionesreclutamientodesprotecciónMArtín VillaRutaReincorporaciónGarantiasoposiciónagresióncriminallograr la pazpobrespropósitoPanama PapersCaño CristalesCámara de RepresentantesArtistasMovimientos SocialesCórdobaLatinoaméricaOCLAEPedagogiaAlegríaPresionesBilateralidadAcuerdo especialDelegadascampamentosAudiencia PúblicaLucha de clasesPCCreforma rural integralMinisterio de Defensaintereses éticosAfrodesecendientesComunidades AfrocolombianasAudienciaOrganizaciones SocialesCINEPForo por ColombiaViva la CiudadaniaDerechosCese al fuego bilateralZonas Transitorias de Normalizaciónmisión tripartitaEstatuto de oposiciónZonas Veredalescomité de escogenciajuecesCierre del Acuerdodécima conferenciaBloque Magdalena MedioCapturadossalida de menoresMenoresretencionesSalidaLa ChinitaMasacredesaparición físicaRaúl LescanoYaríAgendaEnrique AnguloDía Nacional

Boletín de noticias

Email:

Lo último en NC

Blogs