Baleados, garroteados, gaseados, ignorados y ridiculizados. Amenazados con cárcel. ¿No han sido circunstancias muy semejantes las que han producido el levantamiento armado?

 

Hociquea furibundo el ministro Pinzón porque el Estado Mayor del Bloque del Magdalena Medio de las FARC-EP expresó con voz sincera sus sentimientos de afecto, solidaridad y apoyo hacia los campesinos movilizados en el Catatumbo. Y porque les hizo el franco planteamiento de que si no eran atendidos y seguían reprimiéndolos como hasta ahora podían contar con la vía de las armas.