• 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
Miércoles, 29 Enero 2014 00:00

Reflexiones para nuestros camaradas prisioneros de guerra

0
0
0
s2smodern

– 28/01/2014

La cárcel. No solamente la pérdida de la libertad, sino la degradación del hombre. Allí, tras las rejas, entre el encierro de aquellos muros, el revolucionario íntegro pone a prueba la entereza de sus ideas y de su carácter.

El régimen, en forma deliberada y sutil, le apuesta en sus prisiones a la descomposición del interno. Hará todo cuanto pueda para destruirlo. Para que si alguna vez sale de ahí solamente queden guiñapos de su conciencia.

La primera y mayor esperanza del reo consiste en salir lo más rápidamente posible. El sistema, que lo sabe, inicia y mantiene su desmoralización mediante el juego con esta ilusión.

Desde el momento en que te atrapan lo descubres. Si les colaboras, si traicionas los tuyos, si entregas otras personas o cosas, te ayudarán a no ser encarcelado. Promesas de cambio de nombre y domicilio, de trabajo bien pago. Tu alma por treinta monedas de plata.

La sola oferta repugna. Nos desnuda la catadura moral del sistema que la produce: su fantasía de la felicidad nacida del dinero conseguido como sea. Aún a costa de la dignidad del hombre.

Fantasía al fin. Todo traidor se sabe miserable. Y hay que ver las condiciones reales de su supuesta dicha.

Al rechazar la propuesta, pasas a depender de fiscales y jueces que de nuevo te ofrecen otra ganga de beneficios. Confesión, colaboración eficaz, terminación anticipada del proceso. Saldo de cuentas con la sociedad en cuyo nombre hablan. El mismo negocio sucio. Ya no en labios de rudos policías o soldados sino de sabios doctores de hablar complicado y cortante.

El mecanismo de la máquina del envilecimiento se pone en marcha. Siempre habrá quien mal o bien explique algunas consecuencias. La medida de aseguramiento aparece como el horror. Significa que vas a quedar preso por mucho tiempo. Querrán llenarnos de miedo.

Y escucharás mil rumores. Noticias de la gente que no te favorecen en nada. Nos vendieron nuestros propios amigos. En el frente están furiosos contigo. El abogado que te pusieron es un tránsfuga que trabaja con la fiscalía. Tu mejor compañero fue el sapo. Dándole el poder a tal doctor saldrás en menos de tres días. La organización niega cinco tristes millones de pesos con los que saldrías de una vez. Casi te volverán loco. Oirás que tus jefes te andan investigando porque te robaste un dinero. Que te dejaron solo. Que así paga el diablo a quien bien le sirve.

Todo apunta al desespero, a que pierdas la seguridad, a que se quiebre tu fe. A que tambaleen tus convicciones en la lucha, tu confianza en el movimiento, tu conciencia revolucionaria.

La situación va a agravarse. Auto de detención. Traslado de cárcel. Resolución de acusación. Tu familia se suma con reproches cargados de ironía. Eso era lo que andabas buscando. Ahora sí estás bien bonito. Te ayudaremos siempre que te salgas de eso para siempre.

El ambiente no te favorece en nada. El vicio, la violencia, la ley de la jungla, sobrevivir como sea. Hasta que pienses lo que quieren: que eso te pasó por pendejo. En adelante irás en caída.

La verdad es que nunca vas a estar solo y debes tenerlo claro.

Nunca estuvo en los planes de la organización que cayeras. Y tu captura siempre será un rudo golpe para los demás. A todos, absolutamente a todos, nos estarás haciendo mucha falta. A tu pueblo también que ha perdido el esfuerzo de haberte llevado al lugar que tenías en la barricada.

Adoloridos con tu infortunio tenemos que comenzar a organizar las cosas sin ti porque la lucha no puede detenerse. Y no es fácil reemplazarte.

Y el enemigo no te tiene entre sus garras para dejarte ir con facilidad. Por alguna razón que te favoreció no pudo asesinarte de una vez como hubiera querido.

Ya que lograste arrebatarle tu vida, te corresponde ahora conservar la decencia. Es el primer deber que tienes. Demostrarle que eres más grande que todo su aparato de aniquilamiento físico y moral.

Es el honor del revolucionario el que se pone a prueba. Estás de pie librando un desigual combate contra el Estado que como un monstruo amenaza con devorarte. Tu única e invencible arma se llama la lealtad.

Lealtad para con tu organización, para con tu partido, para con tu pueblo.

Tendrás que unirte a los que piensan como tú, integrar una sólida organización revolucionaria en el seno del sitio en que te hallas.

Y si por desgracia eres el único revolucionario en el patio, contigo basta. Serás la semilla que habrá de germinar en los otros. Te corresponde ganarlos para que se vinculen a la acción decidida por sus derechos.

Todos los seres que te rodean en la cárcel pertenecen al pueblo y padecen enormes problemas. He allí un enorme espacio para la lucha. Una nueva tarea que descubres.

Eres un profesional de la revolución y te corresponde luchar por ella donde quiera que te encuentres. Para eso te formamos aquí.

Mientras lo haces, nosotros también estaremos conspirando por tu libertad. Recuerda sin embargo que aquí estamos pendientes de todos los escenarios de la lucha, de cada uno y la totalidad de los flancos de esta gran batalla. Ni nosotros ni tú podemos estar atentos únicamente a tu caso. Pero siempre le estaremos dando la importancia que merece.

Lee, estudia, prepárate, haz vida de partido. La mejor cura para el desaliento es el entusiasmo por una tarea revolucionaria concreta.

En ello radica la superioridad moral de los revolucionarios y sabes de sobra que ella es la mejor prenda para la victoria.

Tenemos fe en ti y te esperamos. Adelante.


URL corto: http://goo.gl/DDLylL

 

0
0
0
s2smodern

Artículos relacionados

  • Saludamos respaldo ciudadano al Acuerdo Final
    Leer más...
  • AGRADECEMOS RESPALDO CIUDADANO AL ACUERDO FINAL.
    Leer más...
  • SALUDAMOS INICIO DE FASE PÚBLICA DE DIÁLOGOS ENTRE EL GOBIERNO NACIONAL Y EL EJÉRCITO DE LIBERACIÓN NACIONAL.
    Leer más...
  • El premio Nobel de Paz ha sido otorgado al presidente Juan Manuel Santos y al pueblo colombiano: Timoleón Jiménez
    Leer más...
  • La paz llegó para quedarse
    Leer más...

En video

entrevistasmarquetaliacomunicadoEstado Mayor Central49 añosAniversario de las FARCEPcrisis diálogoscomunicado EMCrecomendacionesguerrillerasmujeressocialismorevolucionColombiaterrorismoArticulosMono jojoyguerraOCTUBRE DE RESISTENCIAINGRID BETANCURURIBE VÉLEZBolívar y ManuelCese el FuegoManuel Marulanda VelezResistenciaComision INternacionalmontajes policialesCGTFrente Antonio NariñonoruegaApoyo diálogoscomunicados conjuntosdiálogos de pazpaises garantesreflexionesAgenda de la habanaacuerdo generalterrorismo de estadotraiciónONIC100 propuestas minimasAsamblea Nacional ConstituyentePablo Catatumboconflicto colombianodesinformaciónZRCMárco León CalarcáDelegación de paz FARCEPhistoriaTLCbalance de la mesaOTANCaprílesSantosJoe Bidenlíneas rojastiempos del gobiernoParticipación políticadenunciasfalsos positivosmanipulación mediáticaPueblos indígenasChe GuevaraCubadescampesinizaciónsolución políticaMesa de Conversacionesgarantesprotestas CatatumboNorte de Santanderdemocracia realgarantias políticassolidaridad población Catatumborepresión estatalopiniónconstituyenterealidadesIván MárquezcatatumboELNmovimientos guerrillerosunidadinsurgencia colombianacese bilateralfuerzas militares y policiasreconciliaciónPaz en colombiaaclaracionesdeclaracionesjusticiaEleccion PopularHablando Clarooposición políticapaz sin impunidadproceso de pazrazones de la guerraGabriel Angeljuan Manuel SantosmarchasAndrés Parísprisionero de guerracanjemersenariointervención norteamericanarepresiónDiana CalderónLa HabanaCartascorrupciónCIApropestas catatumboApoyointernacionalismoFidel CastroRaul Reyestransnacionalesdoctrina militarAcuerdos Habanasecretariadorevolución cubanamarine norteamericanovíctimasacuerdo finalfútbolverdad históricaderechos humanosmedios de comunicaciónrealidades del procesoconflicto en colombiainformaciónLa Habana Viejaluchas históricasasesinatos liderespropuestas minimasguerra mediáticaguerrilla victoriosaJacobo Arenasacuerdos de pazKevin Scottrescate militaracuerdoscausas del conflictocumpleaños87 añosnacimientoTimoleón JiménezFARCEPpromesasdignidad nacionalexplotaciónparte militaracción militarley referendodrogas ilicitasluchas popularesNaciones Unidasunión Europeainteligencia militarespionajeprimer punto de la agendaparamilitarismodesplazamientoministroscambios socialesBloque Comandante Alfonso Canopueblo colombianoseguridad nacionalunilateralidadcomunicadosjorge briceñoAlfonso CanosaludossoldadonorteamericanomercenarioaniversariosRaul CastrohéroesJesse JassonliberaciónPiedad CordobapinzónVo Nguyen GiapVietnamJuan Carlos PinzónJaime Pardo Lealguerrilleras FARCEPmujeres FARCEPprocuradorordoñezBloque comandante Jorge Briceñoimpunidadmultinacionalestercer punto agendaFuturo promisorioacuerdos parcialesnarcotraficoBloque surTeófilo Foreroconferencia nacional guerrilleraEstados UnidosEEUUfascismoPetroEMCdesmovizaciónreintegraciónchileMichelle BacheletNICOLÁS RODRÍGUEZ BAUTISTAnavidadmilicias bolivarianastraidoresNSArepatriaciónCICRrebeliónfuero militarestatutosjuridicidadCelaciniciativas diálogoregularización de la guerraintervencionismointerceptacionesVenezuelaSucumbíosEcuadorHugo ChávezUNASURIván RíosguerrillerosconflictoPlenosReglamentosneoliberalismoorden públicoGaboDIHgestos de pazCarta públicaEjército NacionalPalestinagenocidioanálisis políticoopinión guerrillerosVíctimas del conflictobolivarianismoNicolas RodríguezUnión Patrioticaviolación DIHmártires del puebloestado fallidoCarlos Antonio Lozadacapitalismo salvajeBogotáComisión Histórica del Conflicto y sus Víctimasfin del conflictodesescalamiento de la guerrageneral mendietaCdte Joaquín Gómezinversión estranjeraPastor AlapeClara LópezguajiraBloque Martín Caballerohistoria FARCsalvedadesResistencia indígenaTibúCaucaIndígenasGeneral Alzate MoraChocóEdilson RomañaFrente Amplio por la PazUnidad insurgenteHabanaNicolas MaduroEjércitoAmérica LatinaPresidentecrímenesMilitaresintelectualesdemocraciapazguerrilleros,amnistíaverdadEstadoComunistaCarlos Gaviria DíazEduardo Galeanoizquierda latinoamericanacese unilateralIn MemoriamTrabajadoresglifosatoBombardeosJorge Eliécer GaitánFrentes de las FARCDescontaminación de explosivosPuerto RicoEl EspectadorEl TiempoTumacoAlvaro Uribe20 de julioIndependenciadesescalamiento del conflictoGobierno NacionalpolémicaPapa FranciscoPuebloCese al fuego1 de mayoterror de Estadosimón Bolívardoctrina de seguridad,Prisioneros de las FARCEPGobiernoDiálogoaniversariodelegaciónCristobal ColónAsesinadoLesa humanidadmuerteintifadaFamiliaresPatriaBloques FARCEPAsamblea GeneralTimochenkohuelga de hambreprisioneroshacinamiento carcelarioJuridicción Especial para la Pazplebiscitopremio nobelConfianzaComunidadesQuimboPSUVlatinoamericanosAcuerdo Final de PazChavismoSaludo de las FARCEPMontajes judicialesPlanificaciónAbortosfirma del Acuerdo FinalPlan ColombiaInjustificadaConejoGuerreristamovilizacionCaquetaAlcaldeHernan BravoRepudiamosCondolenciasFallecimientoRamón Castro RuzprácticaMatarCausas justas2008MinistroDefensaBombas inteligentessobrevivientesEjército colombianoDiálogos ELNCámara de RepresentantesDiosArtistasPartido Comunista de CubaVII CongresoDilma RousseffAmenazaPartido de los TrabajadoresManabíTragediaSismoCartagenaEmpresariosDía de las madresDilmaCristinaAcuerdo especialBrasilTimochenco52 añosGuerrillasOrlandoFloridaFin de la GuerraAbolirLey 002TributaciónArmando RiosFrente PrimeroCese el fuego bilateralAsalto26 años90 añoscelebracióndécima conferenciaAsesinatoLider campesinaCecilia CoicuéCorintoconciertoX ConferenciaYaríClausuraDeclaracion PolíticaRaconciliaciónEconomia de guerraResultadosConfederación SuizaConcordia

Boletín de noticias

Email:

Lo último en NC

Blogs