• 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8

– 28/01/2014

La cárcel. No solamente la pérdida de la libertad, sino la degradación del hombre. Allí, tras las rejas, entre el encierro de aquellos muros, el revolucionario íntegro pone a prueba la entereza de sus ideas y de su carácter.

El régimen, en forma deliberada y sutil, le apuesta en sus prisiones a la descomposición del interno. Hará todo cuanto pueda para destruirlo. Para que si alguna vez sale de ahí solamente queden guiñapos de su conciencia.

Publicado en Estado Mayor Central
Lunes, 09 Septiembre 2013 00:00

La autoridad moral de los nuevos ministros

Después de 12 días de receso la Delegación de Paz de las FARC-EP y la delegación  gubernamental inician la decimo cuarta ronda de diálogos.

Publicado en Blogs
Jueves, 22 Agosto 2013 00:00

Del despojo a la protesta

“Preferible aguantar hambre 3, 4 meses
y no aguantar hambre toda la vida”

palabras de un manifestante del
paro Nacional Agrario y Popular. 

 

Por: Marcela Gonzáles integrante de la delegación de paz de las FARC-EP


Las diversas políticas y acuerdos represivos del Estado han generado la crisis. La locomotora minera está acabando con las cuencas hídricas,  produce desolación territorial-ambiental, los TLCs, han quebrado a paperos, lecheros, camioneros, cafeteros pequeños mineros y a todo el agro y la empresa nacional; la salud y la  educación se volvieron  negocio que llena los bolsillos a las empresas privadas, sus trabajadores no tienen remuneraciones y son más de dos millones de personas que no tienen empleo, cada día crece el trabajo informal. Mientras que el  gobierno en la guerra y la deuda pública gasta el 74 % del presupuesto nacional del 2013 y por ello cada vez más se disminuye la partida a la inversión social.

La incertidumbre sembrada hace que los caminos y carreteras, vías y calles, poblados y ciudades se hayan convertido en estos días en ríos humanos insistiendo en la necesidad de buscar y encontrar una salida conversada y consensada a  exigencias justas sobre la crisis agropecuaria,  a la  usencia  del acceso y uso de la tierra, al  derecho a la territorialidad campesina,  a la participación efectiva de las comunidades y los mineros pequeños y tradicionales en la formulación y desarrollo de la política minera, por garantías reales para el ejercicio de los derechos políticos de la población rural, e inversión social en la población rural y urbana en educación, salud, vivienda, servicios públicos y vías,  y frenar la  precarización, tercerización y la flexibilización laboral.

“Se suman la parálisis laboral de 10.000 trabajadores de la minera Drummond, la cual completa casi un mes, y el anuncio  de los campesinos del Catatumbo de volcarse a las vías para respaldar el paro nacional de carácter indefinido. Reportaron la existencia de más de 75 concentraciones y de 15 cierres viales” El Espectador 21 de Agosto 2013. Al cierre del tercer día, la cifra de heridos ascendía a 50, y las  detenciones en 85 personas. Los cierres de vías (Bloqueos)  aumentaron a 18 con la persistencia de la gente de mantenerse en la lucha hasta que haya soluciones, porque siempre han sido objeto de incumplimientos de parte del gobierno y ya no creen en sus promesas, argumentan.

El Presidente Juan Manuel Santos vía twiter dijo “respetamos el derecho a la protesta social” sin embargo ordenó el despliegue de una fuerza con un número indeterminado de miembros del ejército y policía, mas 16 mil efectivos  del Escuadrón Móvil antidisturbios (ESMAD) estableciendo puestos de control en las principales vías de acceso a los puntos de concentración de la protesta,  obligando a muchos  vehículos que transportaban a los manifestantes a devolverse de las cabeceras municipales en varias regiones, detenciones arbitrarias, cifra que durante el desarrollo de la protesta a ascendido a más de 100 personas;  entre ellos 6 comunicadores de La Prensa Alternativa, 45 heridos, y se habla de dos asesinados por la fuerza pública, hay ofrecimientos de pago de recompensas a manifestantes para que delaten a quienes dirigen el paro, legitimando la red de informantes o cooperantes modalidad impuesta en el mandato del ex presidente Álvaro Uribe Vélez.

A esa Colombia de las imposiciones y las intolerancias, del garrote, los gases y el plomo, del sicariato material y moral, no es posible pensar en vincularse pacíficamente.

 

La limpia conciencia del Presidente Santos le permite reñir con las Naciones Unidas en torno a la situación de los derechos humanos en Colombia. Incluso advertir que la existencia de la oficina especializada de esa entidad internacional en el país ya no tiene sentido.

 

Blogs