Por Tomás González

Integrante del 18 Frente de FARC-EP

Las clases dominantes en Colombia, han ejercido históricamente la violencia contra el pueblo en todas las formas y modalidades, por medio de sus F.F.M.M. y policiales, o con sus grupos paramilitares.

Todas sus instituciones y medios han participado en forma directa o indirecta, metódica, cínica y criminal contra las masas populares (obreros, campesinos y pueblo en general). Ahí están sus partidos políticos liberal y conservador, responsables de planificar y promocionar siempre con los E.E.U.U. y sus cómplices (Israel e Inglaterra), las campañas militares de exterminio contra el movimiento obrero y popular colombiano. Sin contar a sus medios de comunicación (Caracol, RCN, la W Radio, Súper etc.), encargados de distorsionar las verdades, anhelos y objetivos de nuestro pueblo y sus organizaciones, e imponer los criterios de los imperialistas, los monopolios y de la burguesía como clase dominante.