×

Advertencia

JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 1046

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8

Desde el inicio los Diálogos de Paz en La Habana, hemos sentido la flama de la solidaridad y el afecto del pueblo de Cuba y de su gobierno revolucionario, quienes han propiciado las mejores condiciones para que en su territorio, los colombianos tengamos la posibilidad de avanzar hacia la reconciliación.

Publicado en Estado Mayor Central
Martes, 17 Noviembre 2015 00:00

JE SUIS PARIS, JE NE SUIS PAS OTAN

El 29 de agosto de 1988 Abdul Ahad Mohmand, cosmonauta Afgano, voló al espacio. Japón, Reino Unido e Italia tendrían que esperar algunos años antes de lograr algo parecido. Nada es casual.

Publicado en Blogs
Domingo, 13 Septiembre 2015 00:00

Memorias del terrorismo

Por: Julián Subverso, integrante de la Delegación de Paz FARC-EP

Cada vez que se hace alusión al 11 de septiembre, la mayoría de personas se hacen a la imagen mental de los ataques terroristas sobre las Torres Gemelas en el 2001.

Publicado en Blogs
Martes, 08 Septiembre 2015 00:00

Los jinetes del apocalipsis (segunda parte)

EL FMI: LABORATORIO DE MUERTE

Es la economía, estúpidos.

 

En mi cuenta de Twitter: @Sergio_FARC, sigo y me sigue una cuenta cuya dirección es @tatianacastil27. La frase que Tatiana coloco debajo de la que supongo es su foto, dice textualmente: Cuando la pérdida de una vida ya no nos conmueve, el termino HUMANO ya no nos describe”. Pensaba en la potencia ética de esa frase, viendo, con el mismo asombro, dolor y rabia que millones de personas en el mundo, las imágenes conmovedoras de Aylan Kurdi, el niño sirio de 3 años muerto en las costas de Turquía.

Aylan-Kurdi-bebe-sirio.jpg

El niño y su familia trataban de llegar al “espacio Schengen”; ridículo eufemismo para referirse a la Unión Europea, es decir, a la responsable directa, al lado de los EE.UU. de la guerra criminal que carcome a la milenaria Siria que no pudo ver crecer a Aylan.

Toda la caterva de criminales de guerra, a quienes no les tiembla la mano para ordenar atacar pueblos inermes, ahora sacan cuentas de agiotista calculando cuanto les va a costar “acoger a los refugiados”: otro ridículo e hipócrita eufemismo para ese inmenso reclutamiento forzado de mano de obra barata que tanto necesita la envejecida y civilizada Europa para que su capitalismo siga funcionando.

En santa alianza toda la godarria de la Unión europea pone el grito en el cielo contra la inmigración de africanos y árabes del Magreb y El Levante que atiborran las fronteras del sur de Europa tratando de llegar al primer mundo, ese mismo que los mantiene en la miseria. Ángela Merkel calcula en 10.000 millones de euros el costo de acoger refugiados en Alemania en el 2015, un 400% más que el año anterior. Nicolás Sarkozy propuso con espíritu Hitleriano la creación de “centros de retención” en las fronteras sur y suroriental de Europa donde se escogería quien entra o no a Europa, que es como decir quien vive o muere, y Mariano Rajoy y David Cameron en clase magistral de economía política, dedicaron toda una rueda de prensa conjunta a explicar la necesidad de: “distinguir entre refugiados e inmigrantes económicos”.

El mundo tal cual lo conocemos hoy es obra y gracia de siglos de dominación burguesa. A Aylan no lo mato el agua que colmo sus pequeños pulmones, a Aylan lo mato un régimen de injusticia, basado en el crimen continuo que significa robarle a mano armada a los pueblos su presente y su futuro, también nos roban nuestro pasado cuando impiden que sepamos cómo fue que llegamos hasta aquí, hasta este lamentable escenario de hambre, desempleo, terror, guerras infinitas y muerte.

Sabido es que al capitalismo, buscando salir de sus crisis cíclicas, no le queda sino dos alternativas: o expande los mercados para que absorban su excedente de mercancías o destruye fuerzas productivas, vía guerra fundamentalmente, para luego “reconstruir”. El problema de la primera alternativa es que implica redistribuir el ingreso, o en buen romance, menores ganancias para el gran capital y mayores ingresos para la fuerza laboral y eso, precisamente a eso, es a lo que el neoliberalismo le teme más que el diablo a la cruz. De la segunda opción se encarga la OTAN de manera eficiente, otro de los jinetes del que también hablaremos en otra oportunidad.

Uno de los aparatos de dominación económica del mudo es el flamante Fondo Monetario Internacional, creado en 1945 al calor (textualmente) de un mundo humeante que salía de la II Guerra Mundial extenuado con más de 70 millones de muertos, dejando además a Europa arruinada. En la conferencia de Bretton Woods que creo entre otras al FMI, solo hubo un ganador, el único país industrializado que no soporto sobre su territorio los rigores de la guerra y que más bien se benefició de ella: los Estados Unidos de América, que se estrenó como la nueva primera potencia mundial.

Lo demás es historia conocida, o más bien padecida. La imposición del Dólar como moneda de referencia de todas las demás le ha permitido a los EE.UU. exportar, sin respaldo suficiente… ¡papeles! -al fin y al cabo eso es un billete- y a cambio recibir del mundo entero ingentes cantidades de materias primas y mercancías de distinto tipo.

Producto de este desigual intercambio el imperio acumula capital líquido, una parte del cual se “presta” para que los países que tienen déficit en sus balanzas de pagos lo puedan cubrir. Expliquemos esto de otro modo. EE.UU. produce más dólares de los que realmente puede respaldar en términos económicos reales, a cambio de estos dólares sobrevalorados que todos los países están obligados a aceptar so pena de desatar la furia imperial –marines incluidos-, recibe TODO lo que necesita para mantener su irracional régimen de despilfarro. Los países se colocan en una situación cercana a la quiebra, reciben menos ingresos que no compensan sus pagos de mercancías y de los préstamos para comprar mercancías (déficit en la balanza de pagos) y entonces viene la solución… más préstamos para financiar el déficit, y de eso precisamente se encarga el “Fondo”.

Pero el “Fondo” no presta sino está seguro que va a recuperar la inversión, y con intereses, entonces los países TIENEN que negociar sus políticas económicas con el FMI bajo el criterio de: o haces lo que yo digo o te arruino y si te opones te invado y te destruyo.

La relación entre la “arquitectura” del sistema financiero internacional impuesta al mundo hace 70 años y la fuerza militar que disuade y coacciona, es totalmente clara.

La guerra que desangra a Siria hace más de 3 años tiene más de razones económicas y Geopolíticas, que de problemas religiosos. Sencillamente es el precio que paga ese pueblo por no alinderarse y plegarse a los designios imperiales.

El FMI sugiere, El Pentágono ordena y la OTAN actúa.

Ahora que está de moda hablar de máximos responsables, podríamos golpear en las puertas de Wall Street y preguntarles: ¿ustedes conocen a Aylan Kurdi? Seguro que tienen que haber leído algo de eso en sus teléfonos de última generación. Al fin y al cabo viven en el primer mundo, a donde Aylan no pudo llegar.


URL corto: http://goo.gl/LX4SDv

Publicado en Blogs
Miércoles, 02 Septiembre 2015 03:37

ALGUNAS VERDADES


Los recientes acontecimientos  sucedidos en frontera  con la República Bolivariana de Venezuela, muy a pesar de la  situación por la que puedan estar pasando algunos compatriotas y que revienta  por supuesto no desde acá  sino desde allá,  evidencia muchas verdades tanto de la vecina república como de  la situación nacional que han sido distorsionadas y en el peor de los casos acopladas dentro de la “opinión pública” y que no  surgen de momento ni esporádicamente, sino que muy por el contrario, están determinadas como componente de la situación sociopolítica del entorno regional.
Publicado en Blogs
Sábado, 29 Octubre 2011 00:00

La anunciada visita de George Bush

 

El recién reelegido Presidente de los Estados Unidos se detuvo en Cartagena, sólo para realizar el lanzamiento por las alturas de la candidatura reeleccionista de Uribe.


Por Gabriel Ángel

El Presidente George Bush permaneció en Cartagena de Indias durante tres horas y media, en tránsito hacia los Estados Unidos desde Chile. En ese corto intervalo de tiempo se entrevistó con el Presidente colombiano Álvaro Uribe Vélez, a quien aseguró que su gobierno continuará respaldando sus política contrainsurgente y antidrogas, y de quien escuchó, al parecer sin mayor interés, la rogativa de considerar un trato más benigno en materia agropecuaria, de patentes y propiedad intelectual, dentro de las conversaciones en curso para la firma de un Acuerdo de Libre Comercio entre las dos naciones.

El acontecimiento ha sido presentado por el régimen como un suceso de carácter trascendental, y a la difusión de esa imagen exagerada han contribuido los grandes medios de comunicación. Sin embargo, miradas las cosas con detenimiento, la importancia del hecho no se deriva, en lo absoluto, de los temas tratados, cuestiones casi de rutina en la agenda de los dos gobiernos, sino en la intención, no revelada en forma expresa, que animó el montaje del encuentro. El recién reelegido Presidente de los Estados Unidos se detuvo en Cartagena, sólo para realizar el lanzamiento por las alturas de la candidatura reeleccionista de Uribe.

En efecto, que Bush, representante fiel de la ultraderecha fascista norteamericana y defensor a ultranza del uso de la fuerza para aplastar a sus opositores en el mundo, repita una vez más que tiene la voluntad de seguir apoyando la ejecución del Plan Colombia e incluso prolongarlo una vez vencido, incluyendo por supuesto al Plan Patriotas, no constituye ninguna novedad. Muchas veces lo dijo durante su campaña, además de guardar correspondencia con sus actos pasados y sus posturas políticas. Su afinidad con Uribe es ya de vieja data. Noticia de inusitados contornos sería que saliera a afirmar lo contrario. La conmoción en ese caso sería más que justa. Pero toda la parafernalia de una gira imperial como la sufrida en Cartagena, carece de equivalencia con el sentido del aviso.

Y es que a nada más vino Bush. Los lloriqueos de Uribe en trance de aparentar dignidad nacional, fueron de la cosecha de este último y no hacían parte de la agenda de su colega gringo. Uribe quiso quedar bien ante los grandes agricultores y ganaderos, preocupados por su futuro económico, frente a las perjudiciales imposiciones de los voceros norteamericanos en las diversas rondas de discusión del TLC, y quizás ante algunas oenegés ambientalistas que lo presionan por lo mismo a cambio de algunos favores prestados.

Al pedir un trato equitativo para ellos, el Presidente colombiano se valió de un curioso recurso, que él mismo ha desechado con desprecio al interior de las fronteras nacionales. Pretendió que Bush pensara en que si salían perjudicados esos sectores con el TLC, había riesgo de que aumentara el área sembrada con cultivos ilícitos.  Al fundamentalista de Bush debieron parecerle sospechosas de comunistas esas palabras, pero proviniendo de quien las decía, su más abyecto servidor en América Latina, es lógico suponer que debieron causarle gracia. Definitivamente la astucia y el cinismo del Presidente colombiano lo hacen un digno discípulo suyo.

La Cartagena miserable, que no se reponía de de la visita solidaria de los católicos monarcas españoles, cuyos antepasados abrieron el mercado de negros esclavos en la ciudad ante el agotamiento por sobreexplotación de los indígenas nativos, tuvo que esconderse en sus covachas aún inundadas por obra del invierno y la pobreza, para no despertar las iras de los esbirros encargados de la seguridad de los presidentes.

La prensa y los visitantes extranjeros sólo podían conocer la ciudad exportable de los reinados novembrinos. Semejante marco resultaba apenas apropiado para el objeto del espectáculo. Álvaro Uribe fue presentado ante el país y el mundo como candidato a la reeelección presidencial en Colombia, ni más ni menos que por un flamante discurso pronunciado en persona por el presidente de los Estados Unidos de América. El resultado está casi asegurado. Así funciona la democracia virtual. Lo ordena el gran capital, lo ejecutan sus policías, lo legitiman sus medios de comunicación.


URL corta: http://goo.gl/6eahNE

Publicado en Blogs

By Workers World staff posted on April 28, 2015

20 de abril de 2015 – Treinta y tres activistas viajaron a la Habana, Cuba, del 11 al 18 de abril para participar en una delegación investigadora relativa a las negociaciones de paz de Colombia que tienen lugar allí. Las/os participantes eran de varios estados de Estados Unidos (Arizona, California, Colorado, Connecticut, Kentucky, Michigan, Nueva York, Pennsylvania y Texas) así como de Colombia, Costa Rica y Puerto Rico. Algunas/os representan el Gremio Nacional de Abogados (NLG), el Centro de Acción Internacional (IAC) y el Grupo de Trabajo de las Américas (Task Force on the Americas). La delegación viajó bajo los auspicios de la Alianza para la Justicia Global (AfGJ).

Publicado en Hemos leido

«Definitivamente que ser revolucionario en los tiempos que corren es disparar hacia las estrellas para derribar galaxias»

Por Gabriel Ángel

Son difíciles los tiempos que corren. La realidad económica, social y política del mundo entero se encuentra signada por el poder del gran capital transnacional. Las grandes corporaciones financieras y  los organismos multilaterales de crédito imponen un ritmo de vida y de pensamiento que se apropia no sólo del producto del trabajo sino de las conciencias de pueblos enteros. Vivimos en plena era de la fantasía virtual. Las verdades puestas en boga por el Establecimiento tienden a universalizarse, sin importar que riñan con las evidencias más reveladoras de la práctica cotidiana. Y hay que ver el escándalo que suscita el defender posiciones contrarias a los dogmas oficiales.

Publicado en Blogs
Cabezote-escudo-delegacion-paz-farc-ep

La Habana, Cuba, sede de los diálogos de paz, febrero 20 de 2015

COMUNICADO

Miércoles, 08 Enero 2014 00:00

En torno al informe del Washington Post

DECLARACIÓN PÚBLICA 
– 05/01/2014

El día 21 de diciembre de 2013 el diario Washington Post publicó un informe acerca de la más reciente acción encubierta de la CIA, la NSA y el Pentágono, es decir, de los Estados Unidos  de América, en el conflicto armado interno colombiano, la cual envuelve decisiones y autorizaciones de por lo menos los tres últimos gobiernos de ese país.

Interesante revelación, que pone de presente ante los ojos de muchos incrédulos, cómo los intereses representados por los gobiernos de Estados Unidos son uno de los principales detonantes y animadores  de la larga guerra que soportamos los colombianos. Estudios más ambiciosos podrían fácilmente comprobar que lo mismo ha ocurrido desde los tiempos de la Operación Marquetalia, en 1964, algo que se reconoce públicamente en Colombia, pero que a la hora de examinar la naturaleza del conflicto se evade con irresponsabilidad asombrosa.

Según el informe, el programa de acción encubierta ha ayudado al Ejército colombiano a matar al menos a dos docenas de líderes rebeldes, de acuerdo con entrevistas realizadas a más de 30 funcionarios retirados y en ejercicio de Estados Unidos y de Colombia, al tiempo que ha envuelto operaciones de espionaje electrónico y escuchas por parte de la Agencia Nacional de Seguridad, operaciones todas financiadas con un presupuesto secreto de miles de millones de dólares, distintos a los nueve mil millones de ayuda contemplados en el Plan Colombia.

Mientras el Presidente Santos, de acuerdo con el mismo informe, trató de restar importancia al tema al ser entrevistado al respecto por el diario norteamericano, su ministro Pinzón no tuvo el menor reparo en salir a los medios a reconocerlo y endulzarlo como parte de los tradicionales acuerdos militares entre los dos países. Está claro que ninguno de los dos siente el menor aprecio por la soberanía colombiana, puesto que sobre su ánimo pesan más las imposiciones gringas en materia de drogas y terrorismo que cualquier consideración de tipo nacional. De los generales y almirantes colombianos ni hablar, sus rodillas están encallecidas por causa de tan prolongado  arrodillamiento.

No es que no se supiera o no se tuviera idea de ello, pero algo queda más claro con el informe del periódico estadounidense. Por ejemplo, que tiene toda razón el columnista Oscar Collazos cuando sugiere que la mayor contradicción que anima el debate entre los últimos presidentes colombianos, estriba en demostrar cuál de ellos se ha encargado de matar a un número más alto de sus compatriotas. Debate que además es reproducido con evidente interés por los medios colombianos, siempre tan proclives a publicitar y engrandecer lo que tan nefandos personajes llaman crímenes de las guerrillas. O que se pueda ahora parodiar a la senadora Piedad Córdoba cuando afirmó que Colombia era una inmensa fosa común, diciendo que con el consentimiento de los últimos gobiernos,Colombia es víctima de la más descarada e impune de las chuzadas por cuenta de los servicios de inteligencia de una potencia extranjera.

Del mismo modo, el citado informe incluye revelaciones que producen escalofríos. Al reseñar que según el Presidente Santos “parte de la experiencia y de la eficiencia de nuestras operaciones y nuestras operaciones especiales han sido el producto de un mejor entrenamiento y conocimiento que hemos adquirido de muchos países, entre ellos los Estados Unidos”, avala lo que el informe precisa en torno al traslado de la experiencia norteamericana en Afganistán y el combate a Al Qaeda al conflicto colombiano, es decir los procedimientos de inteligencia que incluyen los sobornos, las capturas ilegales, los desaparecimientos, las torturas y las presiones ilegales contra personas de quienes se espera conseguir información.

De donde se  desprende que la actual degradación de los métodos empleados por las fuerzas militares, policiales y de seguridad colombianas tienen origen en la instrucción y asesoría brindada por los norteamericanos. El gobierno de Juan Manuel Santos es conocedor de los secuestros, chantajes, amenazas de muerte y atentados empleados por la inteligencia colombiana en su afán por conseguir, mediante las familias de los mandos y combatientes guerrilleros, la ubicación de estos con el objetivo de asesinarlos, métodos de los que no se han escapado ni siquiera los familiares de los integrantes por parte de las FARC-EP en la Mesa de La Habana.Como conoce bien, por sus tiempos como ministro de defensa de Álvaro Uribe, la verdadera trama de la inteligencia militar que condujo al espantoso asesinato y mutilación del camarada Iván Ríos.

Tampoco pueden escapar al análisis del informe, las interpretaciones unilaterales e interesadas de las leyes internacionales por parte de los sucesivos gobiernos estadounidenses, actitud ante la cual la dirigencia colombiana se inclina de manera sumisa. Bastó con que el señor Reagan autorizara las intervenciones militares de su país en cualquier nación bajo la excusa del combate al narcotráfico, o que el señor Clinton las autorizara para garantizar a su país control de los recursos estratégicos ubicados en cualquier lugar del mundo, o que el señor Bush obrara de igual manera con el pretexto de prevenir lo que su gobierno calificara de amenaza terrorista, para que las nociones de independencia, soberanía y auto determinación delos pueblos pasaran al museo de la historia, al lado de los cadáveres de los derechos fundamentales de la persona humana.

Sólo tan descarado reinado de la arbitrariedad nacida de la fuerza bruta permite explicar, como lo corrobora el informe, la agresión de las fuerzas militares colombianas contra la soberanía del Ecuador el 1 de marzo de 2008, así como los sucesivos asesinatos a traiciónde comandantes guerrilleros colombianos por fuera del combate, mediante el empleo de las cínicamente llamadas bombas inteligentes o el accionar de las fuerzas especiales. El informe revela los esfuerzos de la CIA y el Pentágono por obtener las repudiables y solitarias interpretaciones jurídicas mediante las cuales se perpetran todos estos crímenes, al tiempo que deja al descubierto la perversidad de las academias norteamericanas de leyes en que se cuecen todas esas novísimas teorías legales, que se encargan de legitimar el terror como método respetable de actuación política.

Es seguro que estudiosos más sesudos podrán extraer muchas más implicaciones del mencionado informe, pero además de lo dicho cabe preguntarse a estas alturas, cuando se aproxima en La Habana la discusión sobre el tema de los cultivos de uso ilícito, cuál es el verdadero papel que esta oligarquía vendepatria concede en realidad a la Mesa de Diálogos y el Proceso de Paz con las FARC-EP, o a una eventual Mesa con el ELN, cuando está expuesta ante la opinión nacional e internacional la suma de intereses que impulsan la profundización del conflicto armado en nuestro país. Cuántas dudas deja sembradasel informe comentado sobre la voluntad de paz del Estado colombiano y su amo imperial. Lo cual nos reafirma en la idea de que una verdadera paz en nuestro país sólo puede ser conseguida con la participación masiva y decidida de los millones de colombianos víctimas de este régimen, que acaban de sufrir una burla más con el ridículo aumento del salario mínimo legal, mientras crece geométricamente el presupuesto militar para aplastar su inconformidad.

SECRETARIADO DEL ESTADO MAYOR CENTRAL DE LAS FARC-EP

Montañas de Colombia, enero de 2014, año del 50 aniversario de nuestro alzamiento.


URL corto: http://j.mp/1bPa7tT 

Publicado en Estado Mayor Central
Página 1 de 2

Blogs