• 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
Viernes, 23 Septiembre 2016 19:23

COMUNICADO X CONFERENCIA DE LAS FARC-EP

1. La X Conferencia de las FARC-EP ha concluido sus deliberaciones con un parte de victoria de Paz para Colombia.

Publicado en Estado Mayor Central

cabezote-farc-ep.co mini
La paz, un esfuerzo conjunto de toda la nación

Las conversaciones que se adelantan entre el gobierno de Juan Manuel Santos y las FARC-EP en La Habana, despiertan intenso interés en el conjunto del pueblo colombiano. Las unidades farianas reportan de lo ancho y largo del país, que la población demanda conocer cada vez más sobre lo que se discute en Cuba. Igualmente, a la Delegación de Paz de las FARC-EP en la Habana llega un caudal de mensajes del mismo tenor, voces de aliento y apoyo, solicitudes de participación, propuestas y proyectos. Se trata de la viva manifestación de nuestro pueblo por no seguir excluido de las decisiones nacionales.

La Mesa de La Habana es el punto de encuentro de dos maneras de ver la problemática nacional y de plantear su resolución. De un lado está la óptica del gobierno, que defiende las clases pudientes y la inmovilidad del orden vigente. Del otro, la propuesta de la insurgencia, construida desde la visión de los sectores populares que urgen y claman por cambios. Nos parece normal que en un comienzo las posiciones se presenten lejanas. El esfuerzo consiste en poner a prueba el arte de ensartar perlas, como definía John Agudelo Ríos al oficio de acercar posiciones, flexibilizar y construir salidas satisfactorias para las dos partes.

Nuestro empeño apunta a que las voces de todos los colombianos resulten bienvenidas en el proceso de conversaciones. Sólo así creemos que puede crearse una paz duradera. ¿Significa esto una agenda paralela, en contravía de lo acordado hasta el momento? De ninguna manera. Se trata tan solo del desarrollo consecuente del preámbulo del Acuerdo General, un imperativo de primer orden y de simple sentido común. Es sobre los hombros del grueso de la población que se descargan las más funestas consecuencias del conflicto armado, y es en su modo de vida miserable donde subyacen las causas del alzamiento.

Es la población colombiana quien soporta la enorme carga tributaria que el Estado impone para poner en marcha el gigantesco aparato militar con el que se pretende acabar a la insurgencia. El ciudadano del común ve crecer incesantes las cargas presupuestales destinadas al mantenimiento de un desproporcionado Ejército, en detrimento de la inversión en salud, educación, vivienda, obras públicas, ciencia y tecnología. Todo lo cual explica las motivaciones y el papel cardinal desempeñado por las organizaciones sociales colombianas en el impulso a la apertura del escenario de diálogo y concertación.

En el contexto de la participación popular en la construcción de la paz, debe ser centro de la discusión la creación y consolidación de una democracia auténtica, no sólo para la Mesa, sino para toda la vida política nacional. Únicamente con una verdadera democracia podrá Colombia superar la crisis endémica que la aqueja. Su adecuada conjugación en la actual coyuntura nos puede llevar a feliz puerto, a democratizar la propiedad de la tierra y el uso del suelo, la vida política, los derechos económicos, sociales, culturales y ambientales, los medios masivos de comunicación, la vida misma al interior de las familias.

Todos hemos sido partícipes y víctimas de un conflicto que pesa ya bastante en los hombros de la nación entera, que como un enorme lastre nos impide alzar el vuelo hacia mejores horizontes. Definitivamente la paz no podrá ser resultado de un diálogo alejado del pueblo de Colombia, de una decisión por las alturas, de imposiciones unilaterales de cualquier orden. El país entero tiene que movilizarse a exigir su participación decisoria en el proceso de paz. Movilicémonos todos para ser por fin escuchados, movilicémonos todos a democratizar la patria, movilicémonos todos por la recuperación de nuestra soberanía.

Secretariado del Estado Mayor Central de las FARC-EP

Montañas de Colombia, 4 de diciembre de 2012


URL corto: 
Publicado en Estado Mayor Central
Martes, 27 Mayo 2014 00:00

FARC-EP 1964-2014

Read in English

Al decir memoria, Marquetalia o resistencia, nuestros primeros pensamientos en este 50 aniversario de las FARC se dirigen hacia nuestros fundadores, los comandantes Manuel y Jacobo, a nuestros compañeros caídos y lisiados, a nuestros prisioneros y desaparecidos, y a quienes lo han entregado todo por la Nueva Colombia

Publicado en Estado Mayor Central
Viernes, 24 Enero 2014 00:00

Comunicado sobre Pradera

Read Communique in English

– 23/01/2014

Terminado el período de cese el fuego unilateral el pasado 15 de enero, se conoció la noticia de la explosión de un vehículo frente al puesto de policía de Pradera, en el departamento del Valle. Según lo expresado en los medios, apoyándose en fuentes de las fuerzas militares regulares, el saldo del ataque fue una persona muerta y 56 más heridas.

Con independencia del manejo propagandístico acerca de las verdaderas dimensiones de la acción, como siempre agigantadas y manipuladas con el propósito deliberado de presentarnos como una organización terrorista que apunta sus armas contra el pueblo de Colombia, el Secretariado Nacional de las FARC-EP expresa su repudio y condena ante este tipo de hechos.

Hemos indagado durante varios días acerca de su autoría, razón de nuestra tardanza en pronunciarnos, llegando a la conclusión de que en efecto la orden partió del mando de una de las unidades que componen el Bloque Móvil Arturo Ruiz de las FARC-EP, situación que conduce a nuestro reproche abierto y a la aplicación de los correspondientes correctivos disciplinarios.

Estamos claros de que los responsables jamás tuvieron la intención de ocasionar algún daño a la población civil no combatiente, lo cual no excluye su responsabilidad por la falta de previsión de los efectos contra ella que pueden ocasionarse con ese tipo de acciones. Así no se hace la guerra, esa no es la filosofía ni la orientación política o militar que nos caracteriza.

SECRETARIADO DEL ESTADO MAYOR CENTRAL DE LAS FARC-EP

Montañas de Colombia, 21 de enero de 2014.


Leer Estatutos de las FARC-EP: Estatudos de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia Ejército del Pueblo.pdf

URL corta: http://goo.gl/FEQJZj
Publicado en Estado Mayor Central
Lunes, 30 Diciembre 2013 00:00

Al señor León Valencia por Timoshenko

– 28/12/2013POSTED IN: ARTÍCULOS Y OPINIÓN

Por Timoshenko

30.12.2013 leon-valenciaEscribe el señor León Valencia una columna en la revista Semana, con fecha 21 de diciembre, en la que me confiere el dudoso honor, más ambiguo todavía por compartirlo con el Presidente Juan Manuel Santos, de personaje del año. El solo hecho de que el nombre de un revolucionario sea insinuado como objeto de reconocimiento por parte de los grandes medios de comunicación, es indiciario de que alguna trama oscura se está tejiendo en torno a él por los poderes dominantes.

Por encima de sus afectados esfuerzos por distanciarse en justa proporción de cada uno de sus candidatos, salta a la vista la doble zalamería del señor Valencia, quien como buen representante de esa izquierda acomodada y ajena al tejido real de la lucha popular, jamás vacila en encender una vela a Dios y otra al Diablo, confiando en ganar la generosa condescendencia de los revolucionarios mientras lame de las mieles que resbalan por entre los dedos de la reacción.

Publicado en Blogs

– 23/12/2013

POSTED IN: COMUNICADOS


Camaradas milicianas y milicianos, queridas hermanas y hermanos de esta esperanzada confraternidad guerrillera; finaliza el año 2013 marcado de desesperanzas, y por el agravamiento de las infrahumanas condiciones de vida en que viven las mayorías nacionales, debido a la aplicación implacable de medidas antipopulares, antidemocráticas, militaristas y de terrorismo jurídico, que cercenan violentamente los pocos espacios de movilización, participación política y soberanía popular que el pueblo ha podido arrancar en la historia de sus luchas al inequitativo régimen oligárquico que impera en Colombia.

El gobierno antipopular y neoliberal del presidente Juan Manuel Santos se esfuerza, a contra corriente de los anhelos nacionales de paz, en profundizar la violencia social y la guerra contra el pueblo, buscando opacar y manipular con beneficio electorero el escenario de la paz que funciona en la Habana. A nuestras propuestas y actos concretos de paz, como el cese de fuego unilateral que estamos cumpliendo cabalmente, ha ordenado la provocación, manifiesta en una serie de ofensivas legislativas, penales y militares contra el pueblo en todo el país.

Estas realidades de la confrontación política y militar por la paz de Colombia, que se sienten con tanta intensidad en navidad y fin de año, necesariamente generan en el corazón y conciencia del ser miliciano Bolivariano, mayor responsabilidad y compromiso con los intereses y sueños de los marginados de la nación. Convoca a la reflexión para elevar la acción política y militar, bajo el faro luminoso del legado de nuestros héroes y de la teoría revolucionaria y humanista que nos aviva; también a balancear y pulir las certezas que reclama nuestro desenvolvimiento en el horizonte de luchas que libra el pueblo, y en el que estamos comprometidos decididamente.

Al calor de la hermandad que se manifiesta en estas fechas de noche buena y año nuevo, el ágape está amarrado a la evaluación, al análisis crítico y autocritico de todos los actos colectivos e individuales que dan cuerpo a las milicias Bolivarianas y su torrente de iniciativas políticas, organizativas y combativas. La operatividad y disciplina que esta demanda, la seguridad en todas las actividades, las metodologías de la clandestinidad, la educación en todos sus niveles; la cualificación moral y la conciencia que reclama estar en la inmensa orilla de los oprimidos enfrentando exitosamente el poder militar y tecnológico que disponen los opresores; el manejo y uso con sentido proletario y colectivo de todos los recursos, la convicción en el poder transformador de las masas y las jornadas diarias de entrega por el pueblo, tienen que ser valorados con imparcialidad, desde la óptica marxista y bolivariana, para nutrirnos de humanismo revolucionario, y poder garantizar seguridad en las masas y enaltecer el amor que ellas profesan por el vivir de cada integrante de la milicia y de la guerrilla.

Ser miliciano es articular iniciativas para cualificar fuerza y acción, es un tejer permanente de creatividad para bloquear todas las formas en que se expresa la violencia de los opresores, es innovar cotidianamente el arte de la resistencia armada, para no repetir jamás la modalidad de enfrentar a la máquina de guerra de los explotadores y poder confirmar éxitos diarios; hay que desechar rutinas que nos debiliten la seguridad o le posibiliten al enemigo violentar a la población. Manejar con destreza el poder de la ofensiva, negándole al establecimiento la ejecución de sus planes de terror contra el pueblo.

El ser miliciano Bolivariano, significa ser sujeto transformador de la historia de los oprimidos, respirar con sus anhelos liberadores, abrazar la historia de sus resistencias, ahondar en su cultura, defender a toda costa sus vidas y respetar transparentemente sus intereses. El pueblo, los pobres son la protección, la fortaleza y el espíritu indoblegable de la insurgencia, no se puede ser miliciano sin el afecto de las masas, sin palpitar en los corazones de las comunidades. Ser miliciano es un ejercicio diario de humanismo y amor por los desposeídos.

Y en esto, todas y todos ustedes, queridos camaradas, han mostrado un inmenso compromiso acompañado de heroicidad y abnegación, Pero estas cualidades y saberes del ser revolucionario tenemos que fijar los con más firmeza en la conciencia, para que se expresen sin imposturas, por la fuerza moral que nos anima, en el que hacer de cada combatiente.

El nuevo año está surcado por el ascenso de las luchas del pueblo, contra el modelo de intolerancia que se desborda en violencia. Es un año en que crecerá el clamor por la paz y en el que todas nuestras fuerzas se concentran por ella, y ese compromiso pesa en los hombros de cada miliciana y miliciano, para poder destruir las fortificaciones políticas, jurídicas, penales, terroristas y mediáticas desde donde se esconden y disparan los promotores de la barbarie; cada acción individual y colectiva, cada combate tiene que apuntar en esa dirección, para apoyar a las masas a romper el silencio en que las ha sumido el terror militarista y mediático, y manifiesten multitudinariamente su demanda de paz con justicia social.

A todas y todos, a sus familias y seres queridos les expresamos nuestro compromiso de lucha por la paz y que, por encima de las vicisitudes que impone el régimen, tengan un año nuevo de regocijo y crecientes esperanzas.

Reciban el abrazo de toda la confraternidad fariana en este nuevo año.

Secretariado del Estado Mayor Central de las FARC-EP.
Montañas de Colombia Diciembre de 2013.


URl corto: http://j.mp/1cyx3Ug

Publicado en Estado Mayor Central
Miércoles, 25 Diciembre 2013 00:00

La paz, un derecho inalienable de los pueblos

Read communique in english

– 23/12/2013

Nunca como hoy ha sido tan inmenso el clamor de millones de mujeres y hombres de Colombia, desde los más diversos sectores, por una paz auténtica.

Es cierto que ese hecho no borra las distancias entre los adversarios en el campo de combate. Pero indudablemente obliga a concluir que la guerra que hemos librado durante más de medio siglo no es la salida más conveniente para el país. El camino correcto es el de la paz, la reconciliación cimentada en la justicia social,capaz de superar las causas que originaron el terrible conflicto que consume hoy a Colombia.

Publicado en Blogs

Entrevista al jefe de las FARC Timoleón Jimémez:
Por: JAVIER MÉNDEZ ARAYA

Fuente: Periodico EL Mercurio, Chile

Publicado en Entrevistas
Domingo, 15 Diciembre 2013 00:00

La criminal política de Reintegración

Lo más sorprendente es que todo eso cuenta con cobertura institucional y legal, con publicidad abierta y masiva, con respetabilidad social. Igual que las Convivir en su día.

La entidad se denomina Agencia Colombiana para la Reintegración (ACR), y su director expresaba en días pasados a la prensa que en caso de lograrse un acuerdo de paz con las guerrillas de las FARC y el ELN, esperaba la desmovilización de unas veinticinco mil personas, para lo cual comenzaban a realizar las movidas necesarias.

Publicado en Estado Mayor Central

Blogs