• 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8

 

cabezote delegacion nuevo

La Habana, Cuba, sede de los Diálogos de paz, mayo13 de 2016

 

El proceso de paz va por buen camino. Las FARC-EP y el Gobierno de Colombia, en desarrollo del derecho a la paz, hemos convenido la ruta más corta y segura en lo jurídico, para llegar a la reconciliación nacional.

Jueves, 12 Mayo 2016 22:23

Comunicado Conjunto #69

Comunicado Conjunto #69

La Habana, Cuba, 12 de mayo de 2016

En el día de hoy las delegaciones del Gobierno de Colombia y de las FARC-EP queremos anunciar que hemos llegado a un acuerdo para brindar seguridad y estabilidad jurídica al Acuerdo Final; para asegurar su introducción al ordenamiento jurídico colombiano y para dar garantías de cumplimiento de dicho Acuerdo Final, tanto conforme al derecho interno colombiano como conforme al derecho internacional.

Publicado en Acuerdos alcanzados

La Habana, junio 10 de 2015

escudo.jpg

Señor
ALEJANDRO ORDOÑEZ MALDONADO
Procurador General de la Nación

Sobre su carta del 4 de junio, lo siguiente:

El marco jurídico para la paz no es el denominado Acto Legislativo 01 de 2012. Para las FARC-EP, alzada en armas desde hace décadas en uso del legítimo derecho de rebelión consagrado en textos que usted debe conocer, el marco jurídico para la paz es el Acuerdo General para la Terminación del Conflicto y la Construcción de una Paz Estable y Duradera suscrito entre los plenipotenciarios de nuestra organización y los del gobierno el 26 de agosto de 2012, frente a terceros estados que hicieron presencia como testigos. Aquél instrumento, el primero citado, que se nos pretende aplicar, carece de poder vinculante ya que no solo escapa al tenor de la letra del Acuerdo General, sino que en la agenda recogida en el mismo ni se prevé ni mucho menos se menciona. Insistir en extenderlo a las conversaciones de paz o pretender que se recoja como mandato sustantivo de sus conclusiones es desconocer la naturaleza política, social y militar de la confrontación armada interna que supera hoy las seis décadas de existencia, y no comprender que lo que se busca es la reconciliación nacional estable y duradera.

«Por algo será que dicen que quien no conoce la historia está condenado a repetirla.»

PorGabriel Ángel

El Congreso nacional convirtió a la ciudad de Cartagena en sede alterna de la Presidencia de la República. Mala seña. No porque la bellísima y heroica capital de Bolívar desmerezca algo. No. Es por cierto simbolismo que puede encontrarse en el hecho. El presidente Rafael Núñez hizo algo parecido. Se fue para su hacienda El Cabrero cuando advirtió que en Bogotá no había más que hacer.  Había hecho todo lo que estuvo a su alcance para dejar el país en manos de las fuerzas más retardatarias del conservatismo ultramontano. Ganó para ellas varias guerras, les creó un envidiable marco constitucional y legal y eliminó cualquier asomo de oposición política. Sólo le faltaba entregarles las riendas del gobierno. Y lo hizo marchándose para Cartagena.

Publicado en Blogs

Blogs