• 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
Jueves, 11 Febrero 2016 00:00

Leer a Frechete es importante

Por Gabriel Ángel

Myles Frechete fungió como embajador de los Estados Unidos en Colombia entre 1994 y 1997, durante los años del gobierno de Ernesto Samper y el turbulento escándalo del proceso 8000. El periodista colombiano Gerardo Reyes publica un libro con varias entrevistas recientes con él, que contiene revelaciones y opiniones sobre Colombia.

Publicado en Blogs
Cabezote-escudo-delegacion-paz-farc-ep
La Habana, Cuba, sede de los Dialogos de Paz julio 29 de 2015

 “Víctimas de La Escombrera son héroes anónimos de la patria nueva”

La Habana, Cuba – A la entrada del Palacio de Convenciones, el comandante Jesús Santrich habló de la Operación Orión, calificándola como “graves crímenes de lesa humanidad por las fuerzas del Estado”.

Publicado en Boletín de prensa
Cabezote-escudo-delegacion-paz-farc-ep
              La Habana, Cuba, sede de los diálogos de paz, julio 29 de 2015
 

En solidaridad con las víctimas de La Escombrera

 La Operación Orión fue una infamia que significó la perpetración de graves crímenes de lesa humanidad por las fuerzas del Estado. Durante varios días un operativo conjunto de las fuerzas militares y de policía del régimen, con el concurso de sus paramilitares, el cual comandaron el ex general del ejército Mario Montoya, el ex general de la policía Leonardo Gallego, y el paramilitar Don Berna, siguiendo órdenes del entonces Presidente de la República de Colombia Álvaro Uribe Vélez, ocasionó en la humilde Comuna 13 de Medellín una orgía de sangre y muerte. La juventud de un barrio popular de nuestro martirizado país, fue convertida en el enemigo interno a eliminar por un Estado tomado en esos días por el paramilitarismo. Con la excusa de combatir  a milicias insurgentes, utilizando helicópteros artillados que disparaban contra la barriada, más de 1000 personas, como asegura Don Berna, fueron asesinadas y posteriormente desaparecidas,  mediante  terribles acciones de "limpieza social". Muchas de ellas fueron llevadas a Supía en camiones del ejército y arrojadas al río Cauca.


En los Barrios Campin y Divino niño de la comuna 7 de Barrancabermeja incursionaron más de 40 paramilitares al mando de Mario Jaime Mejía en compañía de agentes del DAS, Ejercito y Policía que asesinaron a 8 personas y se llevaron 25 personas más, las cuales fueron torturadas y masacradas en días posteriores; por ser supuestamente "colaboradores de la guerrilla".

Publicado en Memoriando

Blogs