• 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
Viernes, 26 Junio 2015 00:00

De primera y de segunda

Escrito por
0
0
0
s2smodern
De primera y de segunda. De primera y de segunda.

Por: Edilson Romaña, integrante de la Subcomisión Técnica de las FARC-EP

Es lamentable que en Colombia haya hechos políticos, militares, sociales y económicos de primera y de segunda clase,dependiendo de quiénes los mencionan o los protagonicen. En cuanto a las opiniones, no hay equidad, siempre se está estigmatizando al contendor político e insultando sus planteamientos. Si es un líder social que trabaja honradamente para sacar su comunidad con buenos proyectos, sale el gamonal del municipio o del departamento y lo acusa de lo peor para que sus planes no avancen. Si es un alcalde con ideas sociales en pro de sacar el municipio y sus habitantes de la miseria que han mantenido durante años, se inventan que estáinhabilitado, que no es culto, y que viene de la izquierda, y por lo tanto es un peligro para la institucionalidad.

De pronto puede salir un buen gobernador, de esos que tienen chispa para sacar los departamentos del atraso, preocuparse por la salud, la educación y obras públicas, pero le salen al paso con tremendas fábulas,porque los que tienen que seguir manejando los poderes locales, regionales y departamentalesson los mismos que hacen las repartijas entre los de siempre. (...)

En el caso de las acciones militares de los últimos dias por parte de la insurgencia se da el mismo fenómeno.Todo lo que hacen nuestras estructuras es un error, es descalificado; es que utilizamos armamento no convencional, es que son terroristas, narcotraficantes, asesinos - mientras nos matan en tremendos bombardeos, donde los cuerpos quedan destrozados por bombas de 500 kilos -. Así somos dados de baja, en una guerra de cuarta generación, una guerra asimétrica, con cuerpos desmembrados y recogidos en bolsas de polietileno.¿Esta clase de guerra sí es aceptable? ¿Esta clase de guerra es legítima porque tienen patente para matar?

Basta con mirar lo ocurrido con la muerte delCoronel de la Policía Alfredo Ruiz Clavijo en una emboscada. Duele cualquier clase de muertos, ¿qué diferencia hay entre unos y otros? Todos somos colombianos y merecemos el mismo calificativo. ¿Cuántos NN hay en los cementerios, o bajando por los caudalosos ríos de nuestra geografía nacional? Campesinos que tildan de colaboradores de la guerrilla, líderes sociales, defensores de derechos humanos; ¿Por qué esos colombianos son considerados de segunda frente a los de la alta sociedad?;¿No será que todos los colombianos somos seres humanos y merecemos el mismo respeto y dignidad?

Lo mismo ocurre con el medio ambiente. En cuanto al petróleo derramado en acciones de la insurgencia por las carreteras del Putumayo; sin duda no es algo bueno por los problemas ambientales que provoca, precisamente por eso es que debemos acabar esta guerra; pero ¿no será que causanmás problemas ambientales y climáticostoda la actividad minero energética y los socavones que están dejando en los departamento de Putumayo, Meta y Casanare las compañías transnacionales?, ¿Cuántos animales murieron de sed el verano pasado en Casanare?; ¿cuántos niños han muerto en La Guajira por culpa de las petroleras, donde la flora se está secando, donde la fauna se está desplazando a otros territorios, donde las aguas se están agotando y las poca que queda la están contaminando?, hasta hace unos años teníamos 14 nevados en Colombia, hoy solo nos quedan 8 y los ríos se siguen secando.

Igual cosa sucede con el sabotaje a la energía. Que ha sido un error de la guerrilla atentar contra las torres y que además hay mucha gente perjudicada y las pérdidas son incalculables. Seguramente es así, no lo dudamos; nuevamente decimos por eso es que necesitamos acabar con esta guerra. Pero no es menos cierto que lo que realmente le duele a los ricos que se consideran colombianos de primera, son las pérdidas de sus empresas y de las multinacionales que viven de los recursos de los colombianos.

¿Por qué no se conduelen de los miles y miles de colombianos que tienen que pagar tarifas altísimas por la energía que consumen, muchos de los cuales al no tener con qué pagar les cortan el servicio?

Y, ¿Qué hay con el bloqueo económico, por parte de las fuerzas armadas oficiales, a que son sometidos millones de colombianos que habitan los territorios donde se desarrolla la confrontación con el argumento de no dejar abastecer la guerrilla? Claro esos son colombianos de segunda, según la mentalidad de los que gobiernan y manejan los medios.

Es lamentable que se den estos hechos entre seres humanos de una misma patria; es hora que nos pongamos a reflexionar en múltiples aspectos y no disparar desde los escritorios, o desde los micrófonos. Somos colombianos y amamos nuestra tierra; no la sigamos destruyendo.

Entre todos podemos hacer algo por todos, hay múltiples razones para seguir creyendo y luchando por una Colombia distinta.


URL Corto: http://goo.gl/TGoCbx

0
0
0
s2smodern
Edison Romaña

Columnista del Viernes
Integrante de la Delegación de Paz de las FARC-EP

Blogs