• 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
Viernes, 10 Abril 2015 00:00

Vallejo y su esfuerzo por no proponer nada.

Escrito por
0
0
0
s2smodern
vallejo-y-su-esfuerzo-por-no-proponer-nada.jpg
Por Alexandra Nariño.
Delegación de paz de las FARC-EP.

Es infinitamente más difícil ser propositivo y optimista que descalificar todo. O como dicen a veces: es más fácil hacer la guerra que hacer la paz.

Fue el primer pensamiento que se me vino a la cabeza viendo el video con el discurso del escritor Fernando Vallejo en el Festival Mundial de Arte y Cultura por la Paz de Colombia.

Está claro que el valiente escritor, que se atreve a criticar a todo el mundo, sin pelos en la lengua, hace un enorme esfuerzo por no proponer absolutamente nada. Somos una manada de ratas inmorales y destructivas, atrapadas en un barco a punto de hundirse llamado Colombia. Punto final.

Recién llegué a Colombia, el panorama me pareció desolador y caótico. A primera vista existe una manigua de intereses personales, de mezquindades, de demagogia; con el agravante de que en Colombia pasan los días y nada cambia. Pasa de todo pero no pasa nunca nada. Sin embargo, considero que después de haber observado y analizado que existe una sociedad pegada con babas y una realidad llena de contradicciones, hay que empezar a construir.

No lo digo como un credo ni tampoco como una especie de eslogan propagandístico estilo Construyamos la Paz entre Todos y Todas. Es sencillamente la conclusión a la que llegué. Es mil veces más fácil y más rápido destruir que construir. Es más fácil desconocer que reconocer. Es más cómodo omitir que agregar. Nos sentimos más seguros rajando que proponiendo. Pero no por eso entonces podemos dejar que el resultado de casi siete milenios de “civilización” sea esta realidad en que vivimos. Eso no tiene presentación, como decimos en Colombia.

Somos una manada de ególatras y egocéntricos, productos de un sistema que quiere que seamos así. Pero debajo de esa capa superficial de individualismo, somos seres sociales.

Señor Vallejo, cuando escuché en su discurso la frase “(...) a sus soldaditos, reclutados entre los muchachos pobres del pueblo, o a la gente humilde del campo que aquí siempre paga el pato” pensé detectar en usted un amor incipiente, tal vez inconsciente, por esos seres sociales. No solo por los niños y los muchachos, sino por toda la gente del común.

Pues resulta que las FARC-EP estamos compuestas de gente del común. Usted nos cree lo peor de esta sociedad, y yo le contesto: somos tremendamente tercos y tercas, somos ignorantes y quizás en algunas ocasiones equivocados, y algún otro adjetivo negativo que usted le quiera agregar. Pero también somos éticos, sinceros y algunas veces sabios. Ni somos lo mejor, ni lo peor. Sencillamente somos, como todo el resto de la humanidad.

Por esa sola frasecita suya, en medio de un mar de palabras que no creen, que no esperan, que no sueñan nada, hoy me atrevo a invitarlo a que nos conozca. Si quiere puede venir a La Habana, pero también puede visitarnos en cualquier campamento, en cualquier lugar de Colombia, a cualquier hora, para darse cuenta de que el pesimismo y la intolerancia pertenecen al pasado.  


URL corto: http://goo.gl/K8CZOw

0
0
0
s2smodern
Alexandra Nariño

Columnista del Viernes
(Tanja Nijmeijer) Guerrillera Internacionalista de las FARC-EP, Integrante de la Delegación de Paz de las FARC-EP. 
En tuiter: @Tanja_FARC

Blogs