• 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
Martes, 19 Noviembre 2013 00:00

A diferencia de procesos anteriores, hoy conocemos con nombre propio a los enemigos de la paz

0
0
0
s2smodern

Comandante Ricardo TéllezSobre el fin del ciclo 16 en las conversaciones de paz en La Habana, y el acuerdo parcial alcanzado en torno al punto dos de la agenda sobre participación política, se han escrito innumerables artículos en la "gran" prensa y generado declaraciones por parte de todos los actores políticos, gremiales, sociales y populares de nuestro país. En esta entrevista el comandante Ricardo Téllez, integrante del Secretariado del E.M.C de las FARC-EP, analiza desde la perspectiva de la insurgencia el real alcance de lo acordado. Con optimismo pero con mesura y responsabilidad afirma: "Es un avance sustancial pero falta mucho camino por recorrer"


1. Con el acuerdo alcanzado en torno al punto 2 de la agenda sobre participación política ¿se puede afirmar que este es un proceso irreversible? ¿cuánto se ha avanzado y que falta?.

 Ricardo Téllez. El acuerdo parcial sobre el segundo punto de la agenda significa un avance sustancial que anima a las partes a continuar adelante, pero todavía falta mucho camino por recorrer. Las FARC-EP jamás han pensado en abandonar La Mesa. Somos conscientes de la responsabilidad histórica que asumimos para trabajar hacia una salida política del conflicto social y armado que vive el país, y entendemos que el gobierno colombiano por fin ha entendido que la derrota militar de la guerrilla es una quimera. La parte que abandone La Mesa debe estar dispuesta a pagar un alto costo político, y cargar con la responsabilidad de haberle fallado al pueblo de Colombia y a los amigos de la paz a escala internacional.


2. Al optimismo de los colombianos por el avance del proceso en La Habana se le suma un ascenso de la lucha popular. ¿que relación existe entre la movilización popular y la posibilidad de un acuerdo de paz?.

Ricardo Téllez. El movimiento popular en Colombia fue sometido en las últimas décadas a una represión de proporciones desconocidas en otras partes del continente. No pudo ser derrotado. Pagó un alto costo en vidas humanas, desplazamiento, tortura, cárcel, exilio. Hoy resurge como el ave fénix para exigir sus derechos conculcados y se torna en un actor político de primer orden. Las gentes intuyen que es posible derrotar definitivamente el terrorismo de Estado, conquistar la democracia y lograr profundos cambios estructurales para recomponer el país.  Ha pasado de la expectativa a la acción, ve que en La Mesa de diálogos de La Habana  a una guerrilla que asume la defensa de los planteamientos que tradicionalmente viene moviendo el sector popular y eso anima la lucha, a la vez  que retroalimenta  y brinda contundencia a la Delegación de Paz de la Insurgencia; eso explica que algunas consignas sean coincidentes y se planteen con igual fuerza tanto en Colombia como en La Habana.


3. ¿Que pueden esperar las mujeres, los indígenas, los afrodescendienes, los jóvenes de este acuerdo?.

Ricardo Téllez. La mayor parte de sus reivindicaciones han sido tenidas en cuenta por la guerrilla. Las ha peleado con particular interés para verlas plasmadas  no solo en el acuerdo sino en la realidad.  Hay que defenderlas en el terreno y obligar a su inmediato cumplimiento. Es una deuda histórica que no da demora en ser cancelada por parte de Estado. Desde luego la lucha no termina. Comienza bajo otros parámetros. Bien ha entendido nuestro pueblo que es la hora de la unidad, la organización, la elevación de la conciencia de clase para lograr los cambios por los que hemos venido combatiendo. Las diversas acciones de masas se colocan al orden del día, para hacer avanzar los cambios y lograr la democracia.


4. Los enemigos de la paz son pocos pero muy poderosos. ¿Están aislados estos sectores o todavía tienen la capacidad de sabotear el proceso?.

Ricardo Téllez. Para nada minimizamos el poder de la extrema derecha fascista. La diferencia con procesos anteriores es que hoy se conocen nombres propio y los fines que buscan. Actúan abiertamente. Antes lo hacían en la sombra. Nadie los denunciaba y gozaban de plena impunidad.  Hoy actúan abiertamente en contra del proceso, tienen candidato presidencial y continúan manejando grupos paramilitares sin pudor alguno; esto lo conocen bien las autoridades que están en mora de actuar con contundencia. Más de 200 investigaciones tiene el expresidente Uribe. Muchas de ellas por paramilitarismo. Su hermano Santiago fue citado por la fiscalía para que responda por la creación del aparato de muerte que bajo el sugestivo nombre de "LOS DOCE APÓSTOLES", sembró de muerte y desolación el norte de Antioquia.

No descartamos tampoco que en cualquier momento realicen operaciones encubiertas, en las que son expertos, para imputarlas  a la guerrilla y pretender sabotear las posibilidades reales de una salida política al conflicto colombiano.


URL corto: http://j.mp/1bBJFnL


0
0
0
s2smodern

Blogs