• 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
Martes, 10 Septiembre 2013 00:00

Nueve sub-puntos de la séptima propuesta

Escrito por Yira Castro
0
0
0
s2smodern

Por: Yira Castro


Colombia anuncia una nueva primavera de cambios, es un país que empezó a andar y se moviliza por las transformaciones y por la Justicia Social.

Las salidas a la actual crisis se encuentran precisamente en la ampliación de los espacios democráticos  para que estas propuestas, estas protestas y estos reclamos sean solucionados sin demora mediante cambios profundos en las estructuras injustas y antidemocráticas que han hegemonizado la vida colombiana por más de un siglo.

"Las concertaciones" a que ha llegado el gobierno con el campesinado y los diferentes sectores en descontento, no colman las aspiraciones del pueblo colombiano, no satisfacen sus necesidades, dado que la crisis ha alcanzado tal profundidad que ya no se soluciona con pequeñas reformas que lo que buscan es distraer la atención de un pueblo que comenzó a cansarse de las mentiras oficiales. Es por eso que la resistencia continúa y se profundiza.

Entre tanto, las FARC-EP, continuando con la presentación y desarrollo de las diez propuestas mínimas sobre "Participación política para la democratización real, la paz con justicia social y la reconciliación nacional", entregaron hoy, a través de nuestra Delegación de Paz en La Habana y en voz del comandante Andrés París, el documento que contiene el desarrollo de la propuesta mínima número siete Garantías de participación política y social de comunidades campesinas, indígenas y afro descendientes, así como de otros sectores sociales excluidos", entre los que se cuentan las mujeres y la comunidad LGTBI, en nueve sub-puntos.

Todos los sub-puntos llevan implícita la conquista de un alto nivel de participación política y social de los sectores mencionados, importante resaltar algunos de ellos:

La "Ampliación de la participación política y social a los sectores excluidos, discriminados y segregados", nos indica este primer sub-punto que deben diseñarse leyes donde se plasmen constitucionalmente los derechos y garantías para la libre participación de estas comunidades excluidas históricamente.

El tercero "Reconocimiento político del campesinado y de todos sus derechos" y el cuarto, "Reconocimiento y garantías de la participación política a las comunidades campesinas", recuerdan la gran deuda que el Estado tiene con este sector por haberlo hecho víctima del despojo violento en desarrollo de su estrategia paramilitar y contrainsurgente; por lo tanto está obligado a otorgarle el reconocimiento político y cultural, como sujeto de derecho, tal como lo establece la “Declaración Internacional de los Derechos de los Campesinos de la ONU”. Además de hacer inmediata la ejecución del acuerdo 141 de la OIT dadas las condiciones de precariedad y pobreza de los trabajadores y proletarios agrícolas.

De igual importancia es el sub-punto 8 que trata de "Estímulo a la participación política y social de las mujeres, los jóvenes y la comunidad LGTBI", y que hace referencia a la aplicación de normas y resoluciones de carácter internacional que comprometen al Estado colombiano a otorgar garantías a las mujeres para su libre participación y desarrollo, entre ellas la Resolución 34/180 del 18 de diciembre de 1979, de la Convención de Naciones Unidas sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer. "En los mismos términos, se promoverá la participación política y social de los jóvenes trabajadores, estudiantes, campesinos, indígenas y afro descendientes, así como de la comunidad LGTBI".

El mensaje que las FARC-EP han enviado a Colombia y al mundo desde el inicio de los diálogos y en su desarrollo, ha sido el de la Paz y la reconciliación, con propuestas todas encaminadas a darle una salida a la actual crisis económica, política y militar que vive el país, buscando la solución definitiva del conflicto interno por la vía del diálogo y la concertación.

 

0
0
0
s2smodern

Blogs