• 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
Viernes, 23 Agosto 2013 00:00

Declaraciones de Monseñor Luis Augusto Castro sobre el Paro Agrario

0
0
0
s2smodern

Ver Video


“Buenos días, un saludo para todos los boyacenses.

Quiero referirme al paro, al paro agrario, y con cuatro puntos muy sencillos.

El primero, el señor presidente de la República habló de un paro pobre. Y ese paro pobre fue recibido aquí en Boyacá como si fuera un paro pobre en sus causas, es decir, se trata de un paro de campesinos, se trata de un paro de lecheros, se trata de un paro de cebolleros, se trata de un paro de paperos, se trata solamente de un paro de camioneros, algo que realmente no tiene mucho peso, y eso enardeció a los campesinos boyacenses. Y por eso yo creo que es necesario e invito al señor presidente a que se acerque a este paro, a que lo vea con otros ojos, a que en lugar de haber enardecido los ánimos con sus palabras, pues ahora como que dé una voz de esperanza para que se llegue a un diálogo, y a un diálogo efectivo. 

Segundo, a los campesinos quiero decirles que estamos todos apoyando su causa, estamos todos apoyando su deseo de salir adelante, tanto a los paperos como a los cebolleros, como a los mineros, especialmente a los mineros lícitos y a todos los demás que están en estos momentos luchando para que se les haga justicia. Las manifestaciones de ira hay veces que se necesitan cuando no hay otra manera de hacer ver una situación negativa, como en este caso la injusticia que están viviendo todos los campesinos. Naturalmente que defiendan sus derechos humanos, pero sin pisotear los derechos humanos de los demás boyacenses, que también tienen que seguir viviendo, salir adelante, realizar sus tareas, etcétera.

Y quiero invitar a la Policía a tener un poco más de discreción en su actuar,porque he oído decir, las quejas me han llegado continuamente, de que se meten hasta en las casas a buscar a la gente, a perseguir al uno, a perseguir al otro, a alterar ese santuario del hogar, es algo indebido creo yo, porque es alterar la vida niños, mujeres, de todos. Entonces es muy importante y yo los invito a revisar esa manera de actuar para que no extendamos más los daños y el sufrimiento aquí en nuestra tierra de Boyacá.

Y finalmente le digo al Estado, si el Estado está pensando que este problema de la papa, de la cebolla, de la leche se va a resolver sencillamente aumentando las importaciones de papa, de cebolla o de leche pues está haciendo algo tremendo, tremendo, porque eso podríamos llamarlo una traición de patria, sencillamente porque la patria es la gente. La Constitución siempre ha tenido ese espíritu de primero la gente y entonces qué bueno que se considere primero la situación de esta gente que es el campesino y que en lugar de decir que vamos a resolver este problema de otra manera, se resuelva de la única manera que se está pidiendo: haciendo justicia y acogiendo y escuchando esos pedidos para un bienestar y para una producción más justa por parte de toda esta región.

El campesino es noble y leal, el campesino merece ser escuchado, el campesino no puede seguir en esta situación. El gran problema de Colombia es el campo y entonces pues yo invito también al Estado a que se acerque a todos estos campesinos que necesitan ser escuchados, escuchados no por periodistas, sino escuchados por las personas que dirigen que dirigen la Patria, por las personas que tienen en sus manos la posibilidad de hacer que se pase de la injusticia a la justicia.

Que el Señor bendiga a nuestra Colombia, que el señor bendiga a todos nuestros campesinos, que el Señor bendiga a todos nuestros dirigentes.

Buenos días”.

0
0
0
s2smodern

Blogs