• 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
Domingo, 06 Diciembre 2015 00:00

El karma de un Estado fallido

Escrito por
0
0
0
s2smodern
Campesinos de la vereda del Orejón Campesinos de la vereda del Orejón

“Hablar de la vereda del Orejón meses atrás, solo traía a la mente el orejón de la propaganda de Bavaria” decimos en broma guerrilleros y soldados, sentados alrededor de una mesa, donde echamos chistes hace rato; una escena que hubiera sido imposible imaginarme unos meses atrás.

Uno de los soldados me dice con preocupación que su iPhone no funciona y que lo necesita con urgencia para realizar las comunicaciones con su pelotón a cargo. Yo, todavía un poco escéptico por estar en medio de esta situación tan particular, decido ayudarle. Mientras limpio aquí, limpio allí - ¿estará sulfateado? - le comento que en la guerrilla este tipo de problemas nos pasan todo el tiempo.  Luego de varios intentos, nada funciona. Debe estar húmedo, tocará esperar un poco - le comento al soldado desilusionado.

Mientras estaba ayudando al soldado con su problema, escuchaba al fondo campesinos discutiendo. No entendía muy bien lo que decían, así que decido averiguarlo y me escabullo del soldado, ahora cliente mío.

Frente al campamento donde nos encontramos, está la escuela, compuesta por dos grandes salones, donde los pobladores del lugar están reunidos; muy disimuladamente me voy arrimando. Estaban debatiendo:  - “Tenemos la oportunidad de que el país nos escuche” decía un campesino indignado ante los presentes en el salón polvoriento - “… y decir ante los medios los eternos problemas que nos afectan, como es la falta de profesores, las carreteras que están en mal estado, la erradicación de cultivos ilícitos sin brindar alternativas; no tenemos centro de salud, los mega proyectos nos estrechan el territorio, el paramilitarismo nos amenaza; es que esta gente del Gobierno se va a ir y nos va a dejar viendo un chispero como siempre…”

campesinos-del-orejon.jpg

Le pregunto a una campesina que estaba siguiendo la reunión por una ventana: ¿Desconfían del proyecto? Me responde – No, del Gobierno, y continúa contándome con un tono de indignación que en la vereda solo cuentan con un profesor de primaria, y que dos veces a la semana dan clases de secundaria. - ¿Qué clase de educación es esa? - me reprocha la compañera – El colegio más cercano está a más de 2 horas de camino y la mayoría termina dejando el estudio antes de tiempo, como mi hija, que ya no quería estudiar –.

estudiantes-del-orejon.jpg
Estudiantes de la vereda del Orejón

No terminaba la compañera cuando la interrumpe otro campesino, un poco más alterado, confundiéndome con un representante del Gobierno – Es que ustedes no cumplen, solo vienen pa´ la foto, prometen frente a las cámaras y se van -;  luego otro habitante me jala y me dice: - ¿Por qué no liberan a los campesinos que se llevaron en la protesta por la erradicación de cultivos ilícitos? ¡Suéltenlo que es una persona de bien, dennos soluciones! –. En pocos segundos me veo rodeado de toda clase de reclamos y hasta de insultos. Desgraciadamente tengo que sufrir el karma de ser confundido con un representante del Gobierno y siento en carne propia cómo es cargar a cuestas con un Estado fallido frente a la comunidad.

Mantener indiferente frente a unos ojos marchitos y llorosos de una madre al imaginarse el futuro que les espera a sus hijos, es imposible. Como revolucionario, eso me mueve las fibras más hondas del alma.

campesina-del-orejon.jpg
Foto: Boris Guevara - Habitante de la vereda del Orejón reunidos en el campamento del Proyecto Piloto de Descontaminación de Explosivos

Preocupado logro volver al campamento, me conecto al internet de la escuela que funciona desde que el proyecto de descontaminación de explosivos está en la zona, suerte con la cual no cuenta la mayoría de escuelas de la región. Reviso el tuíter y me llama la atención una noticia que relata cómo Gina Parody hace gala del modelo #Colegio10TIC, seguido por otro bonito tuit en el que dice “Antioquia la más educada”. ¡Qué ironía! He aquí la Colombia próspera y feliz que se escucha y se ve no solo en el exterior si no en la misma Colombia “civilizada”.

Hoy me encuentro de nuevo en la olvidada Colombia profunda, en la vereda de El Orejón, espejo de una Colombia que se niega a desaparecer y donde un pueblo valiente anhela la paz, conscientes de que no son las promesas, sino las soluciones, el medio para llegar a ella.

bernardo-orejon.jpg
Foto: Boris Guevara - Don Bernardo Peláez lider comunitario de la vereda del Orejón

Despierto de la catarsis con una palmada amable del soldado en mi hombro, dándome las gracias por haberle arreglado su iPhone - Definitivamente son mejores las soluciones que las promesas - le digo. Él, sin comprender muy bien lo que le contesto, sonríe y reiniciamos amablemente la conversación.


URL Corta: http://goo.gl/GtVyS6

0
0
0
s2smodern
Boris Guevara

Integrante de la Delegación de Paz de las FARC-EP
En tuiter: @BorisG_FARC

Boletín de noticias

Email:

Blogs