• 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
Domingo, 15 Septiembre 2013 00:00

''Un nuevo país solo puede surgir del esfuerzo consciente de todos los Colombianos y estamos seguros que lo lograremos''.

0
0
0
s2smodern

Para realizar esta entrevista con una revolucionaria e internacionalista holandesa, no tuvimos que desplazarnos hasta Ámsterdam, la encontramos en La Habana- Cuba como integrante de la delegación de paz de las FARC-EP, hasta aquí llego porque su compromiso con las causas justas de Nuestra Patria desde su trinchera Fariana la han convertido en firme combatiente por la paz de Colombia: " las mayorías del país (...) queremos la paz, pero la entendemos con reformas profundas que posibiliten alcanzar la justicia social" nos dice Alexandra Nariño en entrevista exclusiva para www.pazfarc-ep.org


1. ¿Primero Alexandra cuéntanos sobre ti?

Nací en Denekamp, un pueblo en el este de Holanda, muy cerca de la frontera con Alemania y tengo 35 años.
 Soy egresada de la universidad de Groningen, en el Norte de Holanda. Estudié Lenguas y culturas romances. En el 2001 escribí mi tesis sobre el proceso de paz en El Caguán y con eso finalicé mi carrera. Me encanta la parte de traducción, la etimología, pero también la literatura, así como la parte cultural e histórica de mi carrera, que es muy amplia.

Casi la única música que escucho en español es la música fariana: las canciones de Cristian Pérez, de Julián Conrado y muchos otros (encuentralas aquí). Pero hay una que me evoca un recuerdo muy especial del camarada Jorge, y es Mujer Ajena, de los Legendarios con Darío Gómez. Él la solía cantar todas las tardes, en los días antes del bombardeo; en todo el campamento se escuchaba la voz de él. Los guerrilleros nos reíamos y lo regañábamos por el ruido que hacía, pero no había quién lo callara. Me recuerda su alegría, su espontaneidad, lo humano que era…

Escucho mucha música en inglés, U2, Tori Amos, Portishead, Massive Attack… esa música toda me evoca partes de mi infancia en Holanda, mi época universitaria, las reuniones con mis amigas del colegio en que cantábamos con el piano, la guitarra. Las canciones del Le Fantome du l´opera, el Ave María de Schubert, el Don´t Cry for me Argentina, que cantábamos en mi casa con toda la familia.



2. La lucha guerrillera es muy difícil, ¿Qué te llevo a ingresar, a tomar semejante decisión?

Yo llego a Colombia porque me tocaba hacer una práctica para la universidad. Entonces en el periódico de la universidad había un anuncio de un colegio en Pereira que buscaban un profesor de inglés. Hice la propuesta en la universidad, para investigar el aprendizaje del inglés en niños hispanohablantes y me la aceptaron. 
Estaba enseñando Inglés, y en los ratos hábiles me dedicaba a viajar por el país. Conocí el Amazonas (Leticia), Cali, Bogotá, Gorgona, Buenaventura, Cúcuta, Pereira, Manizales, Armenia… 
en estos periplos pude palpar la dura realidad que aqueja a la mayoría del pueblo colombiano. Me di cuenta de que no solo es un pueblo que soporta aberrantes formas de pobreza, miseria y desigualdad sino que además se persigue, detiene, tortura y asesina a las personas que sueñan con otro tipo de sociedad. Entendí que un pueblo no se alza en armas porque quiere, sino porque le es impuesto. La lucha guerrillera, gradualmente, la empecé a sentir mía, y finalmente decidí ingresar. Considero que el sufrimiento de cualquier pueblo en el mundo es (o debe ser) un asunto de todos.


3. ¿Las FARC-EP tienen el firme e irrenunciable propósito de hacer la paz?

De eso pueden estar absolutamente convencidos los colombianos. Pero no olvidemos algo muy importante y es que las FARC-EP surgimos como respuesta a la violencia estatal y esa violencia persiste. La brutal represión que el régimen y su tenebroso ESMAD, que más bien parece una verdadera fuerza terrorista de ocupación, confirman que las causas que dieron origen a ese alzamiento siguen intactas, estamos sentados en la mesa precisamente para eso, para tratar de encontrar una solución a las causas que generaron el conflicto.

No vale la pena hacer la guerra en ninguna parte del mundo si existen condiciones para construir una sociedad distinta por medios eminentemente políticos. Lo que más valor cobra en este momento es unir esfuerzos de todo corazón para que la paz de Colombia sea posible. Y eso nos compromete a todos.



4. ¿ Es posible creer en la voluntad de paz del Gobierno?

Yo creo que todos los colombianos queremos la paz, el país está cansado de tanta guerra, guerra generalizada en todos los ámbitos de la vida nacional. Solo que el gobierno quiere una paz distinta a la que claman las mayorías, un ejemplo de esto es el conjunto de medidas legislativas cuyo contenido y alcance genera descontento social, que además al expresarse en las calles, caminos y veredas se reprime con estrategias militaristas, y entonces preguntamos ¿esa es la paz que propone el gobierno?.

Para quienes representan y ostentan el poder en Colombia la Paz significa rendición y entrega de la guerrilla. En esto existe una contradicción con la concepción de las mayorías del país que queremos la paz, pero la entendemos con reformas profundas que posibiliten alcanzar la justicia social y el ejercicio de la soberanía nacional, y a tono con el tema que se encuentra actualmente en discusión sobre participación política, las garantías deben ser absolutas para que todas las organizaciones y partidos políticos puedan ejercer sus derechos, empezando por el mas básico que es el de existir, y a partir de ahí a luchar por el poder, pero también deben existir garantías y condiciones optimas para que el movimiento social y popular pueda desplegar sus reivindicaciones y luchas con la total protección por parte del Estado. Un nuevo país solo puede surgir del esfuerzo consciente de todos los Colombianos y estamos seguros que lo lograremos.

Read letter written by Alexandra Nariño in English: http://farc-epeace.org/index.php/blogs/interviews/item/153-why-the-farc-ep.html

 

0
0
0
s2smodern

Artículos relacionados

En video

marquetaliacomunicadomujeresColombiaFARCguerraMovimiento Bolivariano por la Nueva ColombiaJesús SantricUribeBolívar y ManuelIntercambioCese el FuegoManuel Marulanda VelezApoyo diálogosdiálogos de pazAgenda de la habanaacuerdo generalterrorismo de estadojusticia socialpropuestas farcepafrodescendientesvictimas del desplazamientoReforma del EstadoAsamblea Nacional ConstituyentePreguntas de la prensaRicardo Téllezconflicto colombianoJesús SantrichZRCrueda de prensaDelegación de paz FARCEPSantosParticipación políticaCubacampesinossolución políticaONUMesa de ConversacionesSimón TrinidadMovilización socialdemocracia realgarantias políticasconstituyenteconsensoIván MárquezELNunidadinsurgencia colombianacese bilateralPaz en colombiadeclaracionesmujeres farianasCumbrecasa verdejusticiaEleccion Popularrefrendaciónpaz sin impunidadproceso de pazprisionero de guerracanjeLa HabanacorrupciónUAFsHumberto de la Calledoctrina militarmarco juridicovíctimasprensaculturaverdad historticaverdad históricaresponsabilidad históricaderechos humanosmemoriajusticia transicionalconflicto en colombiacorte constitucionalasesinatos liderespropuestas minimasacuerdos de pazacuerdosFARCEPnoticiasEcopetrolmineros artesanalesfondo de conpensaciónacción militardrogas ilicitascongresodesaparicionesparamilitarismodesplazamientoestado colombianoparo agrariotierrasseguridad nacionalunilateralidadsaludosfiscalVictoria Sandinomujeres FARCEPigualdad generoprocuradorAlejandro Ordóñezpoematercer punto agendanarcotraficopropuestas tercer puntoEEUUfascismoPetroprisioneros políticosmasacres paramilitaressustitución de drogasBoletín de prensaCultivos ilícitosprensa FARCEPdesarrollo propuestasguerra suciarebeliónfuero militarsustitución de cultivosjuridicidadCelaciniciativas diálogoregularización de la guerraAcuerdo HumanitariointervencionismointerceptacionesVenezuelaFabián RamírezHugo ChávezUNASURRusiaconflictoreparaciónReforma AgrariaReglamentosGaitánDIHgestos de pazVíctimas del conflictomilitarismolibertad de expresiónCarlos Antonio Lozadavíctimas del estadoComisión Histórica del Conflicto y sus VíctimasPastor Alapecomisión de normalizaciónderecho a la rebeliónRubín Morrojuridicidad guerrilleraCaucaIndígenasDDHHdelito políticocomisión de géneroJoaquín GómezHabanatrEjércitopolíticoBolívarPresidentesoberaníademocraciacombatientesmemoria históricapazbombardeolibertadComisión asesora de Paz,Acuerdo de Ginebracorrupción del estadominascarcelesverdadLavrovtierraEstadocese unilateralFuerzas Militaresreforma constitucionalMaximos ResponsablesInconformidadClandestinidadBarrioglifosatoComisión de Esclarecimiento de la VerdadpobrezaArchivosComisión Esclarecimiento del paramilitarismoAntioquiaViolencia en ColombiaFERIRefugiadoSiriaEl MangoPoliciasAmbienteTumacoRíoagroquímicosecosistemasÁlvaro Uribe Vélezverdad pura y limpiaEsclarecimientodesescalamiento del conflictoGobierno NacionalOrejónComunidadEscombreraDon BernaeleccionesCORRUPTOAlcaldiasEstado colombianohostilidadesparamilitarismo en venezuelaorganizacionesSubcomisión JurídicaimpunidadesGobiernoGobierno colombianoCeseAlFuegoBilateralYaPaishuelga de hambreasambleapresos políticosafrocolombianosTERREPAZplebiscitoComandante Carlos Antonio Lozada25 aniversario9 de diciembreCGSBPlan Colombiadécima conferenciaYaríAgenda

Boletín de noticias

Email:

Lo último en NC

Blogs